www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

Leandro Álvarez Rey (ed.): Los diputados por Andalucía de la Segunda República. Tomo II: F-M

sábado 16 de octubre de 2010, 01:49h
Leandro Álvarez Rey (ed.): Los diputados por Andalucía de la Segunda República. Tomo II: F-M. Centro de Estudios Andaluces. Sevilla, 2010. 590 páginas. 38 €
Leandro Álvarez Rey, un brillante catedrático de Historia en la Universidad de Sevilla, acaba de publicar el segundo volumen de su Diccionario biográfico sobre los diputados por Andalucía durante la segunda República. Aparte de un lenguaje ligeramente “coñón” en el que las pullitas van siempre, indefectiblemente, contra el bando franquista y el mundo católico, y del excesivo crédito que concede a las cifras electorales de un historiador ya desaparecido, la obra de Álvarez Rey constituye una empresa de investigación de primerísimo orden y los datos que ofrece resultan apasionantes y hacen desear la pronta aparición del tercer volumen, que cerrará la obra.

El diccionario ofrece una exhaustiva información sobre más de doscientas personas que fueron diputados durante aquellos años, lo que equivale a un poco más de la quinta parte del total de 1.007 diputados que hubo en toda España en las tres legislaturas de la segunda República. Predominaron en las circunscripciones andaluzas los diputados de izquierda y, más concretamente, de la izquierda obrera, entre la cual el PSOE se llevó la parte del león. Nada, en definitiva, que pueda sorprender a quien conozca Andalucía y el pasado español. La derecha sólo alcanzó a ser la primera fuerza en Cádiz y en Sevilla, mientras que la izquierda burguesa predominó en Almería, y la izquierda obrera en todas las demás. También es de notar que más de un tercio de aquellos diputados de las circunscripciones andaluzas fueran masones. Su presencia fue especialmente relevante en Huelva y Almería, en donde obtuvieron más de la mitad de los escaños en disputa.

De los doscientos diputados de los que disponemos de datos fidedignos, unos veinte murieron antes de la guerra, o durante ella, por causas naturales o acciones de guerra, mientras que casi cincuenta fueron víctimas de la represión de ambos bandos. Los nacionales asesinaron a treinta y nueve, durante la guerra y los años inmediatos, mientras que los republicanos asesinaron a ocho diputados de la derecha. Es una distinción que el autor hubiera debido hacer en el libro y no incluir en un sólo cuadro a todos los asesinados durante la Guerra Civil y en la inmediata posguerra. De los poco más de ciento treinta que sobrevivieron a este terrible desmoche, sesenta tuvieron que optar por el exilio y morirían fuera de España, mientras que catorce pudieron volver –antes o después de la muerte de Franco– y morir en su tierra. Otros sesenta pudieron vivir en España durante el periodo franquista, cuando no se beneficiaron abiertamente de la nueva situación.

Una estadística algo tosca, que deja entrever nobleza y sufrimiento. A muchos héroes y a no pocos canallas. Y una lección que nunca está de más recordar y que aflora en libros como los que ahora nos ofrece el profesor Álvarez Rey.

Por Octavio Ruiz-Manjón
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.