www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

anunciará el nombre del nuevo ministro de trabajo a partir del miércoles

Zapatero descarta una gran crisis de Gobierno y sólo cambiará a Corbacho

domingo 17 de octubre de 2010, 19:44h
Zapatero nombrará al nuevo ministro de Trabajo el miércoles, según ha anunciado este domingo, y también ha asegurado que será el único cambio que realice en su Gobierno descartando, así, una crisis más amplia. Asimismo, ha rehusado confirmar si se presentará como candidato a las próximas elecciones generales y ha afirmado que se trata de una "estrategia política".
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho este domingo que nombrará al nuevo ministro de Trabajo "inmediatamente" después del debate de las enmiendas a la totalidad a los presupuestos del Estado, que acaba el miércoles, y ha indicado que la persona elegida "lo intuye".

En una conversación informal con periodistas después de intervenir en un mitin en Ponferrada (León), Zapatero no ha querido dar ninguna pista sobre quién sustituirá a Celestino Corbacho en la cartera de Trabajo.

Ha sido ambiguo a la hora de contestar si la persona elegida ya lo sabía y se ha limitado a bromear diciendo: "Lo intuye".

El nombramiento será el miércoles o el jueves, una vez que finalice el debate de las enmiendas a la totalidad del proyecto presupuestario para 2011, porque el presidente considera pertinente hacerlo después.

Zapatero descarta una crisis amplia de Gobierno y restringe la remodelación al Ministerio de Trabajo, después de que Corbacho haya sido incluido en las listas del PSC para las próximas elecciones catalanas.

Juega al despiste con su posible repetición como candidato en las generales
Asimismo, el presidente del Gobierno ha vuelto a rehusar hoy decir si está dispuesto a repetir como candidato de su partido para las próximas elecciones generales y ha argumentado que se trata de una "estrategia política".

Zapatero ha trasladado esa idea en una conversación informal con periodistas después de intervenir en un mitin en Ponferrada (León), para presentar a los candidatos socialistas castellanoleoneses a las próximas elecciones autonómicas y locales.

Según ha asegurado, ningún dirigente de su partido le ha urgido personalmente a que comunique cuanto antes si tiene pensado optar a la reelección.

Una decisión que hará pública cuando llegue el momento oportuno, porque dependerá de la estrategia.

"Es un factor político, la política es tiempo", ha agregado.

No ha querido evaluar las encuestas que pronostican una severa derrota del PSOE ni se ha pronunciado sobre la limitación de mandatos que proponen algunos dirigentes, incluso algunos socialistas, un debate que ha calificado de "interesante".

A este respecto, se ha preguntado por qué es necesario "penalizar" a quien está en el Gobierno y no hacer lo mismo con quien está en la oposición.

Durante la conversación, ha desvelado que habló por teléfono con el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, después de que este pronosticara que el partido se dirige hacia una "catástrofe electoral" y que abogara por la limitación de mandatos.

Barreda reconoció al día siguiente que no había estado acertado con sus palabras.

Zapatero le trasladó un mensaje de tranquilidad y le dijo: "Esto nos puede pasar a cualquiera".

Desde la celebración de las primarias el pasado día 3, Zapatero ha hablado en dos ocasiones por teléfono con el líder del PSM y candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Tomás Gómez, con quien espera verse próximamente.

Podría ser antes o después del próximo Comité Federal del PSOE, previsto para el próximo día 23, del que Zapatero espera que salga un mensaje de "fuerza".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.