www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

muchos médicos y pocas enfermeras

España necesita 90.000 enfermeras para acercarse a los países desarrollados

domingo 24 de octubre de 2010, 11:25h
España necesita aumentar en 90.000 el número de enfermeras actuales, de las cuales unas 52.000 serían tituladas, para igualar la tasa a la media de los países desarrollados.

Así se desprende de los datos del informe "La enfermería frente al espejo: mitos y realidades", de la Fundación Alternativas, que analiza la situación actual de la enfermería en los países desarrollados, con especial atención a España, y que concluye que la profesión está inmersa en una seria crisis de identidad.

Según los últimos datos disponibles, a 31 de diciembre de 2008 había un total de 257.355 profesionales de enfermería colegiados, de los cuales 215.197 (un 84%) son mujeres y 7.216 tienen la especialidad de matrona.

España ha sido siempre catalogada como uno de los países desarrollados con más médicos y menos enfermeras, en términos relativos de población.

Las únicas comparaciones internacionales medianamente fiables las proporciona la OCDE, organismo que se basa en los datos extraídos de la Encuesta de Población Activa del INE y que, a su vez, nutre de datos a la Oficina Europea de la OMS.

Según esos datos, España ocupa un lugar en la parte inferior de la tabla de los países desarrollados, con una dotación de 7,54 enfermeras por cada 1.000 habitantes frente a una media de 9,56 en la OCDE, es decir, un 21% menor.

Así, se sitúa en el lugar 20 de los 30 países comparados; Francia en la posición inmediatamente anterior y Portugal queda 6 puestos por debajo, aunque en ambos estados todas las enfermeras son tituladas.

Si se analiza únicamente el dato de las tituladas, la media de la OCDE sería de 7,73 por cada 1.000 habitantes, y la española, 4,37, lo que supone un 44% menos.

En este caso, la posición relativa española perdería cinco puestos, cayendo hasta el 25, sólo por delante de Holanda y Grecia entre los países europeos.

En cuanto a los médicos, la media del conjunto de la OCDE es de 3,10 por cada 1.000 habitantes, mientras que la tasa en España es de 3,65, un 18% superior.

En la ratio enfermera/médico, España se situaría en el puesto 22 del ránking, con una tasa de 2,1, que supone un 32% menos en relación con la media (3,1).

El estudio pone de relieve que de las aproximadamente 13.600 enfermeras que habrían correspondido al aumento de la población potencialmente activa durante el bienio 2012-2013 de haberse continuado con el sistema tradicional, se pasará a apenas 3.600 como consecuencia del proceso de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior (proceso de Bolonia).

Si a ello se añade la jubilación de unas 8.500 enfermeras, el saldo vegetativo para ese bienio será negativo, con una pérdida de unos 5.000 puestos.

Según el estudio, habrá que esperar al año 2014 para recuperar la normalidad demográfica en el sector.

Por ello, considera "inevitable" que los gobiernos y universidades vayan pensando en aumentar "considerablemente" su oferta de plazas de grado para recuperar las enfermeras que se habrán perdido en el proceso de adaptación a Bolonia.

El informe señala que las decisiones que se deben afrontar para asegurar el futuro de la profesión "van a enfrentar las dos almas" de las enfermeras: la que sabe que debe explorar nuevos territorios profesionales -en buena medida, tradicionalmente médicos- y la que quiere permanecer fiel a su identidad tradicional de profesión femenina basada en el cuidado del enfermo.

La tesis del documento es que las posibilidades de desarrollo de la enfermería española como profesión respetada y con personalidad propia deberían residir en su capacidad para realizar una oferta de servicios profesionales sólida y creíble, ajustada a las verdaderas necesidades del Sistema Nacional de Salud (SNS).
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios