www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La humanidad frente a un riesgo de guerra nuclear

miércoles 25 de junio de 2014, 17:32h
El dictador Fidel Castro ha dicho nuevamente que hay un riesgo inminente de una guerra nuclear, si Estados Unidos e Israel atacan a Irán. El tema es muy delicado, porque efectivamente hay suficiente armamento nuclear para desaparecer el sistema solar completo. Estados Unidos no renunció después del colapso soviético a su vocación militarista. Pero no es menos cierto que China, Corea del Norte y ahora Irán también constituyen peligro para la humanidad por varias razones: pueden desencadenar una guerra nuclear que acabaría con la humanidad, porque el mundo no sería habitable, también porque esos países están gobernados por pequeños grupos autócratas. En Irán hubo elecciones fraudulentas y la resistencia iraní ha sido duramente reprimida.

En mi artículo anterior, señalaba que Hugo Chávez, dictador de Venezuela ha generado malestar por sus malas compañías: Montesinos, quien fue el brazo corruptor de Fujimori en Perú, la guerrilla colombiana ligada al narcotráfico, con etarras dentro de su gobierno, con ligas permanentes con los decanos del poder en Iberoamérica: los hermanos Castro. Y no sólo eso, ahora Chávez es la punta de lanza de Moscú. Grave asunto es que Chávez tenga relaciones políticas estrechas con el gobierno de Teherán. Este gobierno no sólo niega el holocausto nazi en contra del pueblo judío, sino que amenaza con atacar Israel. Por tanto el gobierno de Caracas apoya actividades criminales y se suma a posiciones autoritarias de alto riesgo: una probable guerra nuclear. ¿O a qué fue recientemente Chávez a Irán? Chávez provoca a Estados Unidos, Israel y casi todo el resto del mundo con este curriculum de asociación delictuosa.

Hace casi veinte años el gobierno de Saddam Hussein en Iraq atacó Kuwait y después Israel y la humanidad entera tembló. Hoy Irán representa más peligro que China y Corea del Norte juntas, y no porque Irán sea más poderoso, sino por los despropósitos que plantea desde hace algunos años.
Estados Unidos es responsable en gran medida del desastre que vive el Medio Oriente. Ronald Reagan pactó en la obscuridad con el Ayatolla Jomeini en 1979. Después armó a Hussein para que Iraq atacará a Irán. Posteriormente rompió los más frágiles equilibrios y entró a destruir Iraq y descuidó nuevamente a Irán que con un régimen teocrático no sólo amenaza a Israel, amenaza al mundo entero.

Quiero insistir: los palestinos tienen derecho a su propio Estado. La gente de Israel merece vivir en paz, al igual que las poblaciones de Líbano, Siria, Jordania, Arabia Saudita, Emiratos Árabes, Kuwait. Los electores de Irán merecen una democracia responsable y la gente de Iraq requiere algo importante: recuperar su país que le fue arrebatado por los invasores norteamericanos y británicos. Hoy Iraq está peor que con Hussein e Irán aliado de Venezuela, se ha convertido en una amenaza real para el mundo.

Tiene razón Fidel Castro: hay riesgo de una guerra nuclear. Lo paradójico es que lo diga un dictador que lleva más de medio siglo y que vivió durante décadas del comercio de armas entre el bloque socialista europeo y las guerrillas hispanoamericanas. Castro no tiene credenciales éticas para condenar a Estados Unidos e Israel y su aliado Chávez no tiene el tamaño de estadista para regañar a España, México, Colombia, Estados Unidos e Israel, porque no es demócrata: se ha dedicado a sabotear la democracia venezolana desde 1992 cuando intentó un golpe de Estado.

La humanidad requiere una nueva generación de políticos. Incluso el presidente Obama ha sido una decepción tanto dentro como fuera de Estados Unidos. El Premio Nobel de la Paz 2009 no tiene el prestigio para asegurar la paz y mejores condiciones de vida, en las regiones donde el ejército de Estados Unidos se ha entrometido, por supuesto de manera ilícita.
¿Cuándo habrá paz en el mundo?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.