www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

A garrotazos en Cataluña

domingo 14 de noviembre de 2010, 16:06h
Ya ha comenzado la campaña electoral en Cataluña, como todas, a garrotazo limpio entre los candidatos. Todos contra todos. A mordiscos por el poder, por la mamandurria, por el coche oficial, por las prebendas. Las propuestas, las ideas, escasas y, a menudo, torpes, quedan relegadas por los insultos, por los ataques personales. La clase política española, como reflejan las encuestas, se ha convertido en un problema, en una preocupación.

Esas encuestas anuncian también la victoria de Artur Mas, el hombre que se coló un día en La Moncloa para, mano a mano con Zapatero, sacar adelante, como fuera, el Estatuto que ha roto aun más, el cuarteado mapa de España. La única obsesión del candidato de CiU es que Cataluña se convierta definitivamente en una nación soberana, con himno, bandera, embajadas a lo largo y ancho del mundo, donde el castellano sea erradicado a la fuerza. Eso sí, del dinero de las arcas del Estado no se quiere independizar. Más bien, pretenden seguir saqueando esas arcas con el consentimiento de Zapatero y el aval del Estatuto que urdieron entre ambos.

Las encuestas también reflejan que Artur Mas no alcanzará la mayoría absoluta. Pues pactarán hasta con el diablo, que para CiU siempre ha sido el PP. Y Rajoy, a buen seguro, estaría dispuesto a echarles una mano a cambio de lograr su apoyo en 2012, si es capaz de ganar las elecciones. Tendrá que mirar para otro lado en cuanto a la soberanía, el acoso al castellano y demás. El poder es el poder. Mientras tanto, a garrotazos.

Los socialistas, tras el fiasco de Montilla y su tripartito, sólo tienen la posibilidad de mantener el poder reinventando otro acuerdo con los radicales independentistas, por mucho que ahora, por intereses electorales, lo nieguen. Pero, de momento, a garrotazos con sus todavía socios. Y la soberanía y el acoso a todo lo que huela a España seguirá siendo el único plan de su campaña y de su hipotético Gobierno.

En un caso u otro, pues, el resultado de las elecciones del 28 de noviembre pondrá en la Generalidad a un Gobierno que dedicará todas las horas y todos los días a emprenderla a garrotazos con el resto de España. Pero Zapatero seguirá esquilmando los Presupuestos para que se compren las garrotas. Que la pela es la pela.

Joaquín Vila

Director de EL IMPARCIAL

JOAQUÍN VILA es director de EL IMPARCIAL

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios