www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Un ¿socialismo? “zapateril” remendón y taurófobo

domingo 05 de diciembre de 2010, 19:30h
El pasado jueves y en la Comisión Mixta de Control Parlamentario de RTVE del Congreso de los Diputados el Partido Popular presentó una proposición no de ley para, en aras del interés general, instar al Ente a retransmitir en 2011, al menos, 10 corridas de toros.
Lo propuesta contó con los 19 votos a favor de los populares. Insuficientes ante los 21 que sumaron socialistas y Convergencia y Unió. Propuesta rechazada.

TVE seguirá sin retransmitir corridas de toros.

Está claro por donde respiran socialista y convergente. Lo que la política separa (véase Cataluña), los toros les une. ¡Que fuerza tienen los “bous”, “cuyons”!
Sus discursos respecto de la Fiesta de los toros rezuman tópicos trufados de mentiras. O medias verdades que es la peor de las mentiras.

Centrémonos en el “rubalcasoe”.

Los argumentos para negarse a la retransmisión de las corridas de toros se simplifican a dos: la protección del horario infantil y los costes de producción.

Aducen costos e inviabilidad de presupuestos. El problema no es tal puesto que los toreros se han ofrecido incluso gratis a cambio de cobertura informativa, no. Mentira. Además, al igual que lo del horario infantil nunca fue argumento, en el caso de TVE, tras la desaparición de la publicidad, no se puede hablar en términos de rentabilidad económica, clavo ardiendo al que se han agarrado, y sí en audiencias puras y duras. Y los toros son una garantía. Mucho más baratos y mil por mil más rentables que muchas de las producciones carísimas de audiencia cero. Quizá la cuestión estribe en que esos dispendios se hacen con producciones externas que se adjudican a dedo a los amiguetes de la “ceja” y demás. Ignoro si se devengan comisiones y, en su caso, quienes son los destinatarios. Pero todo ello avala la sospecha, una más, no de la mano negra, denunciada por el representante de los populares, si no de la corrupción más repugnante.


La protección del horario infantil

Instalados en el totalitarismo y el intervencionismo de colectivos con las tretas más obscenas que recuerdan el pasado, pretenden constituirse en “okupas” de los hogares y la familia; lo más privado e íntimo del individuo.
Con las técnicas modernas del llamado control parental de los diferentes dispositivos televisivos y la amplia parrilla de opciones desde la implantación única de la TDT, no es de recibo fijar un horario de “protección infantil” que limita, castra –mejor dicho-, la libertad de educación que soberanamente corresponde a los padres y estos artilugios lo garantizan.

El cinismo de estos indigentes intelectuales, y en muchos casos morales, nos lleva a denunciarles por sátrapas.

Por ejemplo hoy mismo con la programación de la película “Gremlims”, que –aun autorizada para todos los públicos- contiene escenas de violencia nociva, y el lunes, Espartaco (no el torero, al que las televisiones están devorando por sus circunstancias personales –habrá cosa más inhumana y menos ejemplar que como se despedaza a una persona en la mayor plaza pública como es la “caja tonta”) con todo un canto a la esclavitud profuso de mutilaciones, crucifixiones y fluir de sangre a borbotones.
Luego, en otras cadenas, están los programitas llamados “del corazón” donde se hacen verdaderas autopsias en cuerpos vivientes hasta regodearse con los últimos coletazos y en la mayoría de los casos prologando de forma estratégicamente abyecta agonías humanas.
Todo en horario infantil. Por cierto ¿Cuál es el horario infantil? ¿Con que criterios se fija?

Por otro lado TVE dispone de canales específico, H-24, para los niños amén de otros muchos operadores, y otros temáticos entre los que se encuentra el cultural, y los toros están en la antesala de ser cultura oficialmente y sancionado por el gobierno socialista.
Paladines de la discriminación de educación y lengua por su entreguismo a los nacionalismos propician la desigualdad de elección de ocio educativo a los padres y los niños de toda España respecto de los de Andalucía, La Mancha y Extremadura donde se emiten profusamente, por los canales autonómicos, corridas de toros en su horario habitual.

¿Horario infantil y costos inasumibles?

Ambos argumentos son desmontables, como se colige, por el sentido común, pero también por los propios socialistas; con tal caos interno al borde de la desintegración del partido. Y este es el estado de la cuestión que se debe explotar.

Los toros, al margen de sus cualidades intrínsecas como hecho cultural, espectáculo de masas, motor económico de turismo y servicios derivados, tradiciones, generador de puestos de trabajo, etc. Se han convertido en el abanderado de la libertad
Todo, o casi, por obra y gracia del filofascismo “zapateril”.

Su meliflua ambigüedad de acomplejados en Cataluña les ha pasado factura al PDC y al PSOE. En la misma medida que a los del PP no les ha ido nada mal, como a Ciudadanos.
Pero, como en Cataluña, la ineptitud y sectarismo “taurófobo” de este gobierno “jardilín”, de ejecutiva de “kindergarten”no tiene por que salirles gratis.

Si las encuestas hacen tambalearse lo poco que le queda a este partido de gobernar, Andalucía, Castilla La Mancha y Extremadura, el toro (los toros) como símbolo de libertad y, por la variante, su emisión en la TV pública según la demanda- que la hay- y como servicio público, La Fiesta y sus circunstancias, bien movilizada, deben ser “la puntilla”.
Tenemos desde hoy hasta mayo, que está ahí mismo: autonómicas y municipales.

Posiblemente sea injusto, lo se. Sin duda una paradoja que las Comunidades más entregadas a la promoción y difusión de la Fiesta sean castigadas. Pero el problema es de ellos.
O Chaves (cadáver político andaluz pero Presidente –testimonial- del partido) o los barones, Griñán, Barreda y Fernández Vara dan un golpe de timón interno que acabe con Zapatero, el portavoz de los Gal, “blancos y pajines”, o se verán ahogados por el vómito nauseabundo con el hierro ZP y que con sus silencio están engullendo.

Porque si bien queda año y medio para que este pais, en conjunto, se regularice, en todo, en las elecciones de 2012 (es difícil que un “cobarde” abandone la madriguera antes que se fumigue y no hay previsión), sin ser mucho tiempo, después de la sequía asfixiante, para que en la Tv. pública vuelvan a haber corridas de toros, mediados del 2012 como muy tarde, y mientras tanto el sector deberá buscar otras alternativas teniendo en cuenta la profusión de plataformas existentes, los toros pueden esperar. España y los españoles no. A por ellos. “En corto y por derecho”.

Cómo Juan Mora en el ruedo. Tras el “tararí” de cambio de tercio, muleta bien “planchá” y la espada de verdad para no marear la perdiz y esperar a descabellar en esos comicios generales.
La estocada, hasta los gavilanes, en mayo.

Y en la “suerte contraria” que “el manso está pidiendo tablas”.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.