www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

emotivo discurso del nobel

Vargas Llosa: "Aprender a leer es la cosa más importante que me ha pasado"

martes 07 de diciembre de 2010, 17:56h
El escritor peruano Mario Vargas Llosa ha recibido este martes el Premio Nobel de Literatura 2010 en la Academia sueca de Estocolmo, donde ha pronunciado su discurso de aceptación en el que ha destacado la lectura como lo mejor que le ha pasado en la vida. Asimismo, el peruano se ha mostrado convencido de que inventamos las ficciones para poder vivir "de alguna manera" las muchas vidas que "quisiéramos tener".
Mario Vargas Llosa hizo hoy, en su discurso de recepción del Premio Nobel, un elogio de la lectura, "la cosa más importante" que le ha sucedido, y de la literatura, convencido de que inventamos las ficciones para poder vivir "de alguna manera" las muchas vidas que "quisiéramos tener".

Vargas Llosa, en su discurso de aceptación, el acto más importante de la "semana Nobel" junto a la entrega, el próximo viernes, del galardón, destacó que la literatura, además de sumirnos en el sueño de la belleza y la felicidad, nos alerta contra toda forma de opresión.

El escritor peruano aseguró que, sin las ficciones, el hombre sería menos consciente de la importancia de la libertad para que la vida sea vivible, y del infierno en que ésta se convierte cuando es conculcada por un tirano, una ideología o una religión.

En su discurso, titulado "Elogio de la lectura y la ficción", Vargas Llosa rindió homenaje a su madre y a sus maestros, entre quienes citó a Flaubert, Faulkner, Cervantes, Dickens, Tolstoi o Thomas Mann.

Esta exposición ha incluido una mención a la ciudad española de Barcelona, donde el literato vivió varios años y en la que también se afincaron otros miembros del movimiento conocido como "boom" latinoamericano.

Para preparar esta disertación, un acto muy esperado en la "Semana Nobel" que concluye con la entrega el próximo viernes del galardón, la Academia sueca envió al autor de La ciudad y los perros un dossier y exposiciones de otros laureados.

Y, de entre ellos, Vargas Llosa explicó a EFE que hay dos que recuerda como "muy, muy hermosos".

Se trata, precisó, del pronunciado por el francés Albert Camus, que definió como un texto "precioso, de lucidez y de inteligencia".

También destacó como "muy lindo" el del estadounidense William Faulkner, que consideró se trata más de una "reflexión sobre la condición humana" que literaria, pero "maravillosamente escrito".

Maestro en el arte de fabular y lector empedernido, Vargas Llosa ha destacado en numerosas ocasiones su admiración por Faulkner y la huella que dejó ese autor en la novela moderna en América Latina.

El autor de "El sueño del celta" también mencionó el texto "muy bonito" preparado por el mexicano Octavio Paz para recibir el Nobel en 1990, que estuvo dedicado a la poesía, al igual que antes lo hiciera el chileno Pablo Neruda.

El escritor, ensayista y cronista peruano, que también tiene la nacionalidad española, dijo estar muy interesado en conocer el texto redactado por el poeta español Vicente Aleixandre -galardonado en 1933-, aunque precisó que no había podido localizarlo.

Vargas Llosa glosó en su discurso la historia reciente de la transición española, y deseó que los nacionalismos, "plaga incurable del mundo moderno y también de España", no estropeen "esta historia feliz".

"Detesto toda forma de nacionalismo, ideología -o, más bien, religión- provinciana, de corto vuelo, excluyente, que recorta el horizonte intelectual y disimula en su seno prejuicios étnicos y racistas", señaló el autor peruano, que también tiene nacionalidad española.

El discurso, titulado "Elogio de la lectura y la ficción", es el principal evento que la Fundación Nobel ha programado al galardonado junto a la entrega del galardón, que el viernes próximo presidirá el rey Carlos Gustavo de Suecia.

En el escenario de la gran sala de la Academia sueca y arropado por su familia y más de un centenar de amigos, y ante los académicos suecos, el escritor atribuyó a los nacionalismos las peores "carnicerías de la historia, como las dos guerras mundiales y la sangría actual del Oriente Medio". Asimismo reflexionó sobre "los espantos" de nuestra época y citó a los "terroristas suicidas".

Alertó de que "nuevas formas de barbarie" proliferan "atizadas" por "el fanatismo", y sobre la multiplicación de "armas de destrucción masiva".

"Hay que salirles al paso, enfrentarlos y derrotarlos", dijo un combativo Vargas Llosa, de 74 años, que instó a no dejarnos "intimidar" por quienes quisieran "arrebatarnos la libertad".

Con la concesión del Nobel de Literatura a Vargas Llosa la Academia sueca rescató a las letras en español, que no habían sido reconocidas con el más prestigioso galardón literario desde que en 1990 fuera distinguido Octavio Paz y un año antes el español Camilo José Cela.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.