www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MARTA DOMÍNGUEZ Y EL DOPAJE, ENTRE INTERROGANTES

martes 14 de diciembre de 2010, 13:53h
Que Marta Domínguez no se ha dopado nunca parece evidente. Una década en la élite mundial del atletismo, éxitos dorados, incontables controles de dopaje demuestran que la joven deportista siempre ha estado limpia. Nunca se le ha detectado nada. En consecuencia, lo lógico es rechazar cualquier práctica de dopaje por parte de la atleta española.
Las acusaciones más graves andan por otros caminos. Marta Domínguez sería miembro destacada de una organización mafiosa para lucrarse con la venta de sustancias dopantes. Grave asunto que atenta contra la decencia y contra la salud de los deportistas. La atleta ha hecho pública, sin embargo, una declaración negando que en su casa se hayan encontrado sustancias prohibidas y rechazando que haya actuado con una banda dedicada a explotar la venta de medicamentos relacionados con el dopaje.
Sería una temeridad pronunciarse sobre algo que ha investigado la Guardia Civil y que está en manos del juez. La opinión pública se ha revuelto contra Marta Domínguez, ha derribado al antiguo ídolo y lo ha arrastrado por los pies. Pero la declaración de la atleta ha sido tan rotunda que ha robustecido su presunción de inocencia. Siempre he tenido a Marta por persona seria. Es, además, muy simpática y está divinamente educada. Quiero creer que lo que ha declarado Marta es verdad. Y hasta que sentencie el juez me parece aberrante que se mancille el honor de una atleta que ha proporcionado a los españoles múltiples satisfacciones a lo largo de muchos años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.