www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Los efectos del fenómeno en el Magreb

Wikileaks favorece las alternativas democráticas

lunes 20 de diciembre de 2010, 08:32h
Las revelaciones que ha lanzado a la red el portal Wikileaks están favoreciendo la formación de alternativas democráticas en los países del Magreb. Los escándalos de corrupción y las políticas ocultas de los gobiernos en el norte de África sirven de detonante para la unificación de los movimientos democráticos que se posicionan frente a los regímenes dictatoriales o corruptos.
Por primera vez desde la reunión de San Egidio en Roma a mediados de los años 90, se han encontrado públicamente en un foro de discusión realizado en Francia, representantes y militantes de formaciones laicas e islamistas argelinas, asi como miembros del FLN (Frente de Liberación Nacional) histórico. El encuentro organizado por el periódico digital Le Quotidien d’Algerie, ha sido trasmitido en directo por una cadena de televisión privada de gran audiencia. Militantes islamistas, vinculados algunos de ellos al Frente Islámico de Salvación (FIS) que arrasó en las Elecciones legislativas de 1991, y otros pertenecientes a otras formaciones surgidas tras la ilegalización del FIS, han debatido sobre la posibilidad de una alternativa democrática al régimen de Argel, junto con representantes de los movimientos laicos, liberales o marxistas. La novedad ha sido también la asistencia de miembros del Frente de Fuerzas Socialistas, dirigido por Ait Ahmed, que se encuentra en la oposición al FLN en el poder desde hace medio siglo.

El impulso para la reunión de fuerzas de la oposición democrática ha aumentado con las revelaciones hechas por el portal wikileaks acerca de la corrupción en Argelia, que toca a las más altas esferas del Estado, a los hermanos del presidente Abdelaziz Buteflika y a círculos militares. En ocasiones anteriores ya se habían reunido miembros de las diferentes corrientes de la oposición en París, en Ginebra y en Londres. Pero esta es la primera vez que lo hacen en público y abiertos a un debate en directo.

Este nuevo paso en la formación de una alternativa democrática en Argelia, coincide con las iniciativas tomnadas por miembros de la cúpula de las Fuerzas Armadas, que han tomado contacto últimamente con los lideres de diversas formaciones políticas. El general Mohamed Medien, alias Tawfik, que dirige desde hace 20 años los servicios secretos militares, verdadero motor del poder en Argelia, habría mantenido reuniones con varios dirigentes dentro del pais para sondear las posibilidades de una alternancia en el poder “respetando el equilibrio del sistema imperante”. El general habló con Said Saadi, líder de la Reagrupación por la Cultura y la Democracia (RCD) asi como con los dirigentes del Movimiento Social por la Paz (MSP-Hamas) y En Nahda, dos formaciones islamistas moderadas presentes en el Parlamento de Argel.

Sin embargo, estos movimientos no corresponden ni al conjunto de la oposición, ni a los sectores más representativos. Es así como la cúpula militar ha enviado varios oficiales de alto rango a una capital europea para reunirse con dirigentes del antiguo FIS y con otros representantes de la oposición democrática, según han confirmado a El Imparcial fuentes de la oposición argelina.

En el seno de las Fuerzas Armadas, así como de sus servicios de inteligencia, es creciente la preocupación por el futuro a corto plazo del país, dada la precaria salud del Presidente Buteflika y el alto nivel de corrupción reinante en el aparato de la Administración, tal como lo han reflejado los cables de sus conversaciones enviados por el embajador norteamericano en Argel y sus principales consejeros, al Departamento de Estado.

Unidad democrática
Fenómeno similar se está produciendo en Túnez, donde las diferentes corrientes de la oposición buscan un acuerdo para hacer frente al anquilosamiento policial del régimen y la creciente corrupción en las altas esferas del poder. Las revelaciones de wikileaks han convencido a varios sectores democráticos a reunirse para encontrar alternativas. En una capital europea van a encontrarse próximamente representantes del movimiento tunecino Ennahda, cuyo líder Rachid Ghanuchi se encuentra exiliado en Londres, con miembros de las otras formaciones opositoras como el Consejo Nacional por las Libertades (CNL) que dirige el médico Moncef Marzouki. En la oposición intransigente se sitúan además del CNL, el Partido Obrero Comunista tunecino, el Congreso por la República, y varias asociaciones de defensa de las libertades.

Sin embargo la novedad está en el hecho de que otros movimientos mas moderados, algunos de ellos legales en Túnez y con representación parlamentaria, como el Tajdid, el Partido Democrático Progresista o el Foro Democrático por el Trabajo y las Libertades, comienzan a tener el mismo lenguaje que la oposición radical. El nivel de corrupción que afecta a la cúpula del Estado y la crisis económica que está desmoronando el modelo social del que Túnez se ha alardeado durante años, no dejan lugar a las ilusiones reformistas.

Mientras que en el seno del movimiento islamista Ennahda, se está imponiendo la tendencia moderada, entorno al dirigente Moncef Marzouki se nuclea la oposición intransigente. “Yo soy partidario de una ruptura radical con el sistema. Hace falta una revplución integral en Túnez, un cuestionamiento del régimen. Y eso sólo se puede hacer con una movilización pacífica pero radical”, declaró a El Imparcial Marzouki. En un tono más moderado se han expresado los líderes islamistas de Ennahda en Francia, que han confesado a este periódico que no quieren repetir los errores del pasado. “Ennahda es el movimiento que tiene más capacidad de movilización y de arrastre en el país, y no queremos que el poder vuelva a reprimir a nuestros militantes como lo hizo en los años 90”. Ennahda es partidario de un gran frente de alternativa democrática, abierto a la posibilidad de presentarse a las Elecciones políticas en Tunez. “Sabemos que el régimen no lo va a permitir. Pero si aceptase que nos presentemos legalmente a las Elecciones, estaríamos dispuestos a hacerlo”.

De cualquier manera, la oposición tunecina es consciente de su poco peso debido a la fragmentación entre ellos y a la omnipresencia del aparato policial del régimen. Sin embargo comienzan a revelarse las fisuras en el seno del poder. Cuatro años antes de que se organicen nuevas Elecciones presidenciales, en el entorno del Presidente Zine el Abidine Ben Ali, se acentuan las divergencias sobre el alcance de las mismas y las modalidades de modificación de la Constitución necesaria para que el actual Jefe del estado repita mandato. En 2014 Ben Ali tendra 78 años, y la Constitución fija la edad máxima en 75.

Aunque sobre la necesidad de revisar la Carta Magna parece haber acuerdo, no lo hay sobre la duración del mandato. El ministro consejero presidencial Abdelaziz Ben Dhia es favorable a mantener el quinquenio actual, mientras que la estrella montante, el consejero político Abdelwaheb Abdalá, aliado del clan de la esposa del Presidente, propone prolongarlo hasta siete años; y en caso de que el Jefe del Estrado no pueda seguir ejerciendo el poder, se forme un Directorio de transición. Segín la Constitución actual esta tarea incumbe al presidente del Parlamento.

Los rumores sobre la posible incapacidad para ejercer el poder por parte del Presidente – similar al caso que cesó a Habib Burguiba con el consentimiento de los médicos – se han disparado, tras conocerse que el palacio de Cartago ha enviado una nota a los directores de los medios de comunicación oficiales, prensa, radio y televisión, para que “de manera regular hagan aparecer la foto, o la noticia, de Leila Ben Ali en portada de sus ediciones. Hasta ahora, la esposa del Presidente ocupaba de vez en cuando un espacio importante en el sector audiovisual y en las informaciones cotidianas. Sin embargo esta vez la directiva es que se la de mas relieve que al propio Presidente. Lo que no ha hecho sino aumentar los temores a una sucesión a corto plazo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.