www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La educación: nuestro problema de fondo

martes 21 de diciembre de 2010, 13:24h
Hace algunos días vio la luz el conocido Informe PISA (OCDE) sobre educación del año 2010. Como lamentablemente viene siendo la tónica, España no sale bien parada, incluso estamos por detrás de algunos países como Grecia o Portugal, situación que se agrava en Andalucía o Canarias. Los alumnos repetidores y el fracaso escolar -no acabar el ciclo de educación obligatoria- son dos de nuestros principales problemas. Creo que merece la pena hacer alguna reflexión sobre esta realidad que, queramos o no, a todos nos afecta.

De entrada, es decisivo entender la gravedad del problema al que nos enfrentamos. La prosperidad y el futuro de una nación pasa ineludiblemente por el nivel de su sistema educativo. Esta es una cuestión que no se puede ver y analizar desde una perspectiva autonómica, como muy lamentablemente ha hecho alguna presidenta de comunidad autónoma sacando pecho de los resultados obtenidos en su comunidad. Primero, en el tema del fracaso escolar posiblemente la Comunidad de Madrid sea de las que menos pecho pueda sacar; segundo, es de una gran cortedad de miras ver y analizar el problema educativo desde una perspectiva autonómica. La dirección debe ser la contraria. Unión, Progreso y Democracia (UPyD) con muy buen criterio, lleva desde su nacimiento trabajando prácticamente en solitario por la imprescindible devolución de la materia educativa a la Administración General del Estado. Es bastante evidente que la transferencia de la materia educativa que se dio entre los años 1992 y 1999 a todas las Comunidades Autónomas no está dando los resultados deseados. De sabios es rectificar, aunque mucho me temo que la cortedad de miras de los barones autonómicos, tanto del PSOE como del PP, no nos lo permitirán.

La verdad es que la irresponsabilidad del PSOE y del PP en la cuestión educativa la llevamos padeciendo los españoles, especialmente los más jóvenes, desde hace décadas. No es de recibo el baile normativo al que nos han sometido desde la década de los ochenta. Cada uno, cuando llegaba al poder, imponía unilateralmente su norma educativa, así hemos tenido los ciclos educativos de la UCD, el PSOE -sin duda el más lamentable por su nula concepción de lo que en educación significa el esfuerzo, el rigor, el respeto y su siempre peligrosa concepción de la educación como vehículo de adoctrinamiento (recuerden su “educación para la ciudadanía”)- el PP, y nuevamente el PSOE.

Ya va siendo hora que los políticos dejen de jugar con la vida y el futuro de nuestros jóvenes. Entre los nacionalistas y los barones autonómicos del PSOE y el PP -y la falta de sentido de Estado de sus respectivas cúpulas directivas- están dejando nuestro sistema educativo en un estado lamentable. Si no se afronta en serio este problema, pensando más en nuestros jóvenes que en los intereses políticos y partidistas, España no saldrá de la gran crisis económica e institucional en la que está instalada. Llevo más de veinte años dedicando mi vida profesional a la educación, tanto desde una perspectiva teórica como desde una perspectiva práctica, y me indigna profundamente ver cómo los políticos juegan con tanta irresponsabilidad con la vida y el futuro de las personas. No entiendo su cortedad de miras, su falta de sensibilidad frente a lo más importante que una nación debe dar a sus ciudadanos: una buena educación, en ella reside el futuro de nuestros hijos. No nos queda más camino que seguir trabajando por elevar nuestro sistema educativo desde una perspectiva de Estado, no tengo la más mínima duda que nuestra España actual necesita básicamente de personas con ética, cultura y un poco de arrojo o coraje cívico, es decir, con vocación de servicio a los demás y preparación o formación integral, y éstas sólo se obtiene a través de una buena educación. UPyD en su primer Congreso (noviembre de 2009) aprobó su ponencia política, los cuatro pilares de la misma eran la regeneración democrática, las reformas de la Constitución e Institucionales, la economía y, por supuesto, la educación. No lo duden, seguiremos trabajando por este tema, esencial para sacar a España del marasmo en el que se encuentra.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.