www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

Giles Tremlett: Catherine of Aragon. Henry´s Spanish Queen

domingo 26 de diciembre de 2010, 13:00h
Giles Tremlett: Catherine of Aragon. Henry´s Spanish Queen. Faber & Faber. London, 2010. 458 páginas. 19 € E-Book: Formato: ePub con ADOBE DRM. Lectura: Sí. Impresión/Copia: No. 23,60 €
La vida de Catalina de Aragón se difumina a través de los siglos inmersa en turbulentas historias que traspasan en numerosas idas y vueltas las líneas de lo público y lo privado. Ingredientes tan suculentos como el sexo, el poder, las guerras y la religión se vieron mezclados en la biografía de la menor y más querida de las hijas de los Reyes Católicos. Sus sucesores engrandecieron incluso las armas de las familias y su sobrino Carlos, hijo de Juana y Felipe de Habsburgo, llegó a la cima del Sacro Imperio Germánico en los tiempos en los que la hija de Fernando de Aragón e Isabel de Castilla se vio envuelta en un proceso que intentó sacarla del trono de Inglaterra, que ostentaba como consorte del rey Enrique VIII.

Los hechos decisivos en la biografía de Catalina han sido narrados de forma muy diferente según el lado de la Reforma donde estuviera situado el historiador o cronista. Pero ambas versiones coinciden en no retratar demasiado en profundidad la enérgica figura de la reina, que llegó en su primera juventud a Inglaterra para ser desposada con el hijo primogénito del monarca, quien falleció a los pocos meses de su boda. Su segundo esposo, Enrique, llegó al trono de Inglaterra al poco tiempo y, tras veinte años de matrimonio y un papel crucial en el reinado de su marido, se vio envuelta en un proceso de divorcio que la apartó del trono, pues el affaire entre el Rey y una de sus damas, Ana Bolena, había traspasado los límites de una simple aventura.

Giles Tremlett, corresponsal en España de importantes medios británicos, saca a la luz un ensayo biográfico valiente y novedoso sobre Catherine of Aragon, pues rompe la tradición inglesa de obviar el papel de la reina española relegándola a ser un simple prólogo de la dinastía Tudor y revisa también la historiografía española, demostrando que Catalina no fue una víctima pasiva en manos del impetuoso Enrique y que su papel durante el reinado de su marido fue crucial en cuestiones de Estado –ella asumió el mando de la Corona como reina gobernadora en ausencia del Rey en momentos difíciles y de enfrentamientos incluso armados. La llegada de Ana Bolena y la ruptura de tan arraigada pareja fue una lucha de intereses en la que se vieron envueltos tronos, imperios y religiones.

El enorme caudal de datos existentes no ha asustado a Tremlett, quien ha investigado de primera mano en las fuentes originales, arrojando luz a los pasajes más oscuros del conflicto Tudor-Aragón. El libro, además, está dirigido a no especialistas y la narración, que evita farragosas citas al pie, es ágil y amena. Es soberbio el inicio de la obra, en la que su autor recrea el juicio realizado en Zaragoza sobre el conflicto de Enrique VIII y la hija del Rey de Aragón, que sitúa al lector, desde el comienzo, en un punto de vista completamente diferente al que está acostumbrado sobre el episodio. Esta obra es una gran opción para el que quiera completar su conocimiento sobre los Tudor disfrutando de una lectura de calidad. Aun en inglés, el esfuerzo merece la pena, reciente en nuestras pupilas los episodios de la serie de televisión Los Tudor y cuando acabamos de enterarnos que, en un futuro no muy lejano, Inglaterra tendrá una nueva reina Catalina

Por Margarita Márquez Padorno
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.