www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CARMINA CHACÓN ENGAÑA A LA OPINIÓN PÚBLICA

jueves 30 de diciembre de 2010, 12:07h
Diego Mazón, que es un periodista sagaz, ha publicado un reportaje en el diario La Razón, revelador de la verdadera situación de los soldados españoles en Afganistán. Su lectura pone los pelos de punta. La España de Zapatero está en guerra. Así de claro, sin eufemismos ni veladuras. Nuestras tropas están destinadas en una de las zonas de más riesgo en el lejano país asiático. Los talibanes tirotean a los soldados españoles casi a diario. Sólo la pericia militar de las tropas nacionales ha evitado hasta ahora la catástrofe. Pero el riesgo permanece ahí, cada día que pasa más acentuado y creciente.
Y Carmina Chacón, la flamante ministra de Defensa, preocupada de su candidatura para suceder a Zapatero, tapona la realidad e impide que la opinión pública española conozca lo que está ocurriendo en Afganistán, lo que significa allí la guerra de Zapatero. Dirigentes del Partido Popular han tachado a Carmina de desleal pero la ministra permanece impávida, desbordando su actividad en la política interna española y en su ambición no disimulada de ser la primera mujer que se convierta en presidenta del Gobierno.
Las bajas, en fin, amenazan a los soldados españoles. Hasta ahora, a pesar de los muertos que no han sido pocos, no se ha producido la gran catástrofe. Pero el riesgo nos tiene cercados y la ministra, en lugar de viajes de imagen, en lugar de fintas para la galería, en lugar de preparar su trampolín político para el salto definitivo, debería prestar más atención a Afganistán y encontrar soluciones para lo que se avecina.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.