www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

OTRA VEZ LA INQUISICIÓN EN ESPAÑA

martes 04 de enero de 2011, 13:40h
No, no se puede incitar a los ciudadanos a que denuncien. Desde la Inquisición, el español medio se convirtió en España, según Ortega y Gasset, en una especie de policía moral. Azuzar esos genes perversos, que parecían superados, sólo se le puede ocurrir al Zapatero provocador e inmaduro. Menuda ocurrencia. Lo de menos es denunciar al que fuma a escondidas en lugares públicos. Lo de más es abrir la veda para la delación motivada por venganzas personales, por el deseo de hacer daño, por la complacencia en comprometer a los enemigos.
La ley antitabaco era necesaria aunque se haya implantado de forma desproporcionada. Inspectores responsables del Gobierno deben garantizar su cumplimiento. Para eso se les paga. Lo que no parece de recibo es alentar a los ciudadanos al chivateo, a la denuncia, aunque pueda haber excepciones justificadas, como ocurre con las infracciones de tráfico.
A la tentación totalitaria del poder no es ajeno el PSOE. Aun más. Son muchos los dirigentes socialistas que disfrutan con prohibir. Algunas gentes de los equipos zapatéticos creen demostrar su poder prohibiendo cosas. No estoy de acuerdo con el “prohibido prohibir” de mayo del 68. Tampoco con esta furia del nuevo socialismo de incordiar a la sociedad metiendo al Estado en la cama de los contribuyentes. Cualquier día, Zapatero decide que los bombones son perjudiciales para la salud, cierra las bombonerías y prohíbe la venta del chocolate.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.