www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Impone la ideología de género

Arsuaga: "La Ley de Igualdad de Trato instaura el delito de opinión"

lunes 17 de enero de 2011, 13:36h
La ley de Igualdad de Trato y no Discriminación “es una ley que instaura el delito de opinión”, ya que, según el presidente de Hazteoir, Ignacio Arsuaga, “impone la ideología de género y prohíbe determinadas conductas y declaraciones que pasan a ser delito”, por lo que entiende que esta ley lo que instaura es “el Tribunal de la Inquisición progre”.
El presidente de Hazteoir, Ignacio Arsuaga, ha afirmado a EL IMPARCIAL que la Ley Integral para la Igualdad de Trato y la no Discriminación “es una ley que instaura el delito de opinión”, ya que “impone la ideología de género en nuestro ordenamiento jurídico y prohíbe determinadas conductas y declaraciones que pasan a ser delito o infracción administrativa”.

Así, Arsuaga tiene claro que bajo los conceptos de igualdad se justifican prohibiciones que no deberían de justificarse porque responden a una ideología concreta, que es la ideología del Gobierno y la ideología de género que no comparte el conjunto de la sociedad española por lo que “la Ley de Igualdad de Trato lo que instaura es el Tribunal de la Inquisición progre”.

Restricción a la libertad de Mercado
Del mismo modo, al respecto de lo que apunta el artículo 19 de la ley sobre el acceso a la vivienda y de que se pueda obligar a un propietario de un piso a alquilarlo a alguien que no le genere la suficiente confianza, el presidente de Hazteoir ha explicado que “se va a crear un sistema que favorece la delación y las restricciones a la libertad de empresa, de alquiler o de negocio, a la libertad de comercio en definitiva”.

Arsuaga añade que “hay determinadas decisiones en las que debería existir la libertad para contratar con quien te parezca oportuno y la ley te prohíbe negar esa relación con determinadas personas”. “La ley se mete en tu fuero interno y establece la prueba diabólica”, en la que, apunta el presidente de Hazteoir, tienes que probar que no has decidido contratar con alguien por alguno de los motivos prohibidos por la ley.

De esta forma, concluye Ignacio Arsuaga, “es una restricción más a la libertad de las que ya ha prohibido este Gobierno”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios