www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

John Le Carré: Un traidor como los nuestros

sábado 22 de enero de 2011, 02:05h
John Le Carré: Un traidor como los nuestros. Traducción de Carlos Milla Soler. Plaza y Janés. Barcelona, 2010. 400 páginas. 22,90 €
Los aficionados a las novelas de espionaje estamos de enhorabuena. John Le Carré vuelve a deleitar al lector con una fascinante historia de intrigas internacionales. El autor de El espía que surgió del frío (1963), La casa Rusia (1989) o, más recientemente, de El hombre más buscado (2009), ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos relacionando el declive de la Guerra Fría a las actuales inquietudes geopolíticas.

En Un traidor como los nuestros, editada recientemente por Plaza y Janés, sus cinco años en el Foreign Office se ven reflejados en multitud de detalles narrativos, invitando al lector a recrease en un ambiente elegante y sofisticado. Una pareja perteneciente a la alta sociedad londinense, Perry y Gail, deciden emprender unas vacaciones a la isla de Antigua. Durante un partido de tenis en un exclusivo hotel, conocen a Dima, el intrigante propietario del complejo turístico. Le Carré se aproxima en esta ocasión a la mafia rusa desde un nuevo punto de vista: fascinado por el “juego limpio” del caballero inglés, el empresario ruso decide confiar a Perry su vida y la de su familia. Este veterano experto en blanqueo de dinero de las mafias rusas busca proteger a su familia de una muerte segura, ofreciendo al gobierno británico importante información a cambio de asilo político.

La pareja inglesa se convierte en el enlace clave entre la mafia rusa y el establishment, dos mundos no tan opuestos como cabría esperar. Al más puro estilo “Le Carré”, los personajes deberán jugar sucio para alcanzar la noble causa de desmantelar una red perversa de intereses. Paris, Moscú, Berna y Londres son algunos de los escenarios donde tiene lugar esta trepidante aventura de espionaje. El autor denuncia la falta de unidad y de coordinación dentro de los servicios británicos de espionaje, lo que provoca un vacío de poder muy útil para la corrupción internacional.

A quienes les apasionen las historias de espías, tienen en este libro la oportunidad de disfrutar del mejor John Le Carré.

Por César Rubio Márquez
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.