www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

René Girard y Gianni Vattimo: ¿Verdad o fe débil? Diálogo sobre cristianismo y relativismo

sábado 12 de febrero de 2011, 01:41h
René Girard y Gianni Vattimo: ¿Verdad o fe débil? Diálogo sobre cristianismo y relativismo. Traducción de Rosa Rius Gatell. Paidós. Barcelona, 2011. 160 páginas. 17 €
La propuesta de esta obra, ¿Verdad o fe débil?, editada por Paidós, es que la democracia, el libre mercado, los derechos civiles y la libertad individual se deben especialmente al cristianismo, que impulsó la secularización y, con ello, el laicismo. Algunos diálogos que han mantenido el antropólogo francés René Girard y el filósofo italiano Gianni Vattimo se reúnen aquí para dar cuenta del debate entre verdad y libertad y entre relativismo y fe, y para exponer su interpretación de los problemas que causan los nuevos tipos de violencia de carácter religioso. Se suman sendos ensayos, tanto de Girard como de Vattimo, en los que se sistematizan las ideas tratadas en la discusión.

Girard cree necesario el contexto de una sociedad laica donde sea inexcusable la independencia de la política en la esfera pública, y, por otra parte, recoge el magisterio de la Iglesia católica y la considera como antídoto contra el individualismo patológico y la violencia. En Vattimo se encuentra la voluntad de armonizar la Iglesia con el proyecto de emancipación política, aunque mantiene que aquélla no debe entrar en asuntos como el de la diferencia sexual.

Ahora bien, los puntos de vista de Girard y Vattimo no son tan dispares como en un principio pudiera parecer desde el título del libro. Si Girard proclama que la religión supera las ya agotadas filosofías, ideologías y teorías políticas, y que la ciencia como sustituta de la religión es una ambición de poco sentido común, Vattimo completa el razonamiento postulando que, puesto que es evidente el mundo de conocimiento que a la ciencia le queda por descubrir o, por lo que parece, no podrá descubrir jamás, dado que los paradigmas científicos no son definitivos al estar condicionados por contextos de diversa índole (social, política, ideológica…) de un momento histórico determinado, no hay razón por la que pensar en desacreditaciones de ningún tipo para las funciones de las religiones, ni mucho menos para las del cristianismo.

Si convencido está Girard de que el cristianismo es la oportunidad con la que alcanzar la verdad de toda la cultura humana y, sobre todo, de todos los mitos milenarios previos al cristianismo, y que esto proveerá el sentido común imperioso para comprender que llegará un mundo que terminará mostrándose tan cristiano como hoy científico, no menos convencido Vattimo sostiene que, como en el origen de la historia tuvo lugar el acto violento del autoritarismo, el cual consistió en la atrocidad de no respetar al otro, de maltratarlo o de, simplemente, no quererlo y odiarlo, y que por eso debe entenderse como la fuente del mal, la ciencia, con sus efectos devastadores traducidos en tecnología, es continuadora de un esquema de imposición de un orden racional en el mundo, y violenta en consecuencia.

Ambas posturas, la girardiana y la vattimiana, defienden, en el fondo, tanto un relativismo adquirido por las sociedades liberales como una verdad inquebrantable que sólo puede encontrarse en el cristianismo; posturas, a veces, un poco exageradas pero debidas, en cierto modo, a su fuerte convicción en los textos religiosos y a la alta ilustración que le conceden al cristianismo.

Por Enrique Cabrero Blasco
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.