www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Actor

Emilio Gutiérrez-Caba: "Hacer de malo es ejercer el poder de una manera absoluta"

jueves 31 de marzo de 2011, 20:48h
Emilio Gutiérrez- Caba vuelve a la pequeña pantalla española de la mano de la segunda temporada de 'Gran Reserva', serie en la que da vida a Don Vicente Cortázar, un hombre malo donde los haya, el actor confiesa que interpretar este tipo de personajes tiene su punto interesante.

¿Don Vicente va a poder ser todavía más malo esta temporada?
No, seguirá actuando de una manera malvada, pero más no, utiliza los mismos mecanismos de maldad que en la anterior. Los va utilizando según qué persona, y trata de combinar, él sabe jugar al ajedrez y mueve piezas según le vaya bien. Lo que pasa que a veces mueve mal y le comen alguna pieza importante. Pero bueno, es una persona que va moviendo los peones pero siempre en una dirección negativa para los demás y positiva para él.

Hay un secreto que él no quiere que salga a la luz...
Él tiene secretos primarios y secundarios, y hay algunos primordiales que él no quiere que salgan a la luz, por lo menos uno que le va a estallar un poco en la cara. Y hay otros que más o menos puede ir solapando o dejando un poco más atrás. Pero hay uno que le va a hacer bastante daño sobre el final de la temporada.

¿Daño emocional o porque puede implicarle?
Yo creo que no le remueven los sentimientos. Yo creo que este hombre tiene sentimientos difíciles de analizar, y sobre todo de explicarse. Yo analizo mucho el sentido del mal moderno a través de personajes que hayan sido malísimos, como Hitler, que sin embargo tenían una intimidad en la que no habían sido tan malos. ¿Por qué se puede ser malo generalmente y no interiormente? Seguramente porque uno soporta hacer el mal hacia fuera, hacia muy lejos, y no hacia tan cerca, porque eso le contaminaría, le tocaría un poco. Yo creo que a Vicente Cortázar le pasa un poco lo mismo. Yo no creo que él haya querido nunca a nadie en profundidad, en absoluto, él lo que siempre ha querido son unos valores que le han inculcado de una manera errónea, la familia, el orden, el trabajo... y ahí eso vale por encima de todos, esa escala de valores mal colocada familia, el orden, el trabajo... Es de esos que procuran, si la cosa está mal, esconderlo, en vez de decir la verdad. Yo creo que es un poco así él, no creo que tenga afecto por nadie.

La serie ha tenido mucho éxito, ¿le conocen como Vicente Cortázar?
Supongo que hay un sector de público que sí, sobre todo un sector joven que no conocía nada de lo que yo he podido hacer antes, que evidentemente sí me controla como Vicente. Eso es una cosa pasajera, ocurrirá en las próximas semanas, luego ya después de verano, pues se olvidarán un poco de Vicente Cortázar.

¿Le recriminan que sea tan malo?
Casi todas las señoras siempre me han dicho cosas tremendas. Me dicen que no se puede ser tan malo con los hijos. Sin embargo, una señora me dijo que hacía muy bien en ser así con los hijos, porque sino se portaban muy mal con uno. Me encuentro señoras que me dan consejos de ese tipo.

Ser malo, ¿tiene su punto interesante?
Sí, tiene un punto interesante. Yo empecé a hacer de malo en una película que se llamaba 'Requiem por un campesino español' que yo hacía del asesino de Antonio Banderas. Ahí empecé a saber un poco lo que era ser malo. Es ejercer el poder de una manera absoluta. La persona buena relativiza el poder, intenta llegar al consenso con los demás, el malo no, eso lo tiene olvidado y es él el centro del universo. Y en ese sentido es muy agradable estar soltando maldades a la gente que sabes que no te va a afectar en su relación con ellos, por muy tremendo que te pongas estás fingiendo. Cosa que en tu vida no harías nunca. Eso te crea cierto prestigio entre la gente. Las señoras cuando vienen me miran con un cierto respeto. Y eso es interesante.

Personalmente, ¿le cuesta desconectar de este tipo de personajes?
No, no me cuesta desconectar, yo estoy muy acostumbrado a desconectar teatralmente. Hace años, al hacer teatro, desconectaba prácticamente todos los días por la mañana y por la noche. Esta mecánica a veces es muy complicada y muy agobiante, y entiendo que hay mucha gente joven que no puede llevarla a cabo. Somos de una generación que estamos acostumbrados a entrar y salir de los personajes, y no, no me cuesta.

En la serie estáis veteranos y jóvenes, ¿hay mucha diferencia en la forma de trabajar?
No, hay buenos, malos actores, y otros que no son actores. En ese sentido los espectadores dirán que unos son mejores o peores, pero en esta serie todos somos actores.

¿Ese puede ser el éxito de 'Gran Reserva'?
Podría ser uno de los aspectos, pero yo creo que el éxito de 'Gran Reserva' se basa fundamentalmente en que lo que estamos haciendo y diciendo con los guiones, lo hacemos con bastante verismo. Tratamos de ser bastante sinceros en lo que hacemos y decimos, y eso es bastante interesante e importante. Cualquier gran intérprete, por muy bueno que sea, si no tiene un material sobre el que trabajar, un buen guión en las manos, fracasa definitivamente. No sabemos muy bien los parámetros por los cuales el público se engancha a una serie y se desengancha de otra, no sabemos por qué la ven más o menos. De verdad un estudio serio sería difícil de verlo.

Si echa la vista atrás, ¿qué balance hace de su carrera?
Si echo la vista atrás me mareo mucho (risas). El balance de mi carrera es más de lo que yo pensaba en un principio, y menos de lo que yo pienso hoy. Cuando yo empecé esta historia, quería más o menos vivir de ella de una manera sencilla y normal, lo había aprendido en mi familia, y me hubiera gustado haber seguido así. Pero el mundo cambió, y nosotros cambiamos también, y nuestra profesión, y lo que éramos en esta profesión. A mis hermanos y a mi nos colocaron en un lugar más alto del que habían tenido mis padres o mi tía, que eran magníficas actrices, la sociedad nos llevó allí, y ahí nos quedamos.

¿Piensa en la retirada?
Nosotros no podemos permitirnos ciertos lujos. A mi me gusta mucho esta profesión y lo de retirarse es una palabra que me suena mal, yo me retiro a ratos, ahora cuando acabemos de rodar 'Gran Reserva' me retiraré un par de meses. Yo creo que nos va a retirar de esto la mala salud, que no podamos movernos, o que prescindan de nosotros. Pero yo creo que no es necesario, nos mantiene muy vivos esto. Si me hubiera retirado hace quince años, seguramente estaría más ajado en ese sentido. El estar siempre cerca de gente joven te da unas vibraciones muy buenas y muy interesantes.