www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Terrorismo público

domingo 03 de abril de 2011, 16:41h
Lo bueno de la política –para los políticos, se entiende- es que apenas pasa factura. En las urnas puede que sí y no siempre. A diferencia de en el resto del mundo, en política quien la hace no sólo no la paga, sino que se marcha a su casa con el bolsillo bien cubierto con lo que le toca y, de paso, con lo que afana. La permisividad que existe entre nuestra clase política respecto a la chapucería generalizada es preocupante. Pero mucho más lo es la manera en que asumen la corrupción como una prebenda más de su cargo, de tal forma que ni se molestan en disimular cuando les da por quedarse con el dinero público.

Esta semana saltaba a los medios la noticia de que el Gobierno Vasco ha denunciado ante la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia a dos ex cargos de Javier Madrazo, ex consejero de Vivienda del ejecutivo autonómico y ex líder de Ezker Batua –filiar de IU en Euskadi-. Resulta que se ha detectado un agujero de más de 400.000 euros del que se responsabiliza a Txema Gonzalo, ex delegado territorial vizcaíno, y a Jon Alonso, trabajador del departamento, contratado por el mismo Gonzalo. De ese dinero, la mayor parte -332.826 euros- se desviaron a la financiación de “Ander”, una película rodada en euskera que trata sobre la relación homosexual de un casero y un inmigrante peruano y el resto se ingresó directamente en una cuenta corriente a nombre de Alonso. De paso, los dos amiguetes utilizaron casi 3.000 euros de dinero público para viajar a un festival de cine gay en Montevideo para promocionar la película, que, aunque no se ha estrenado en salas comerciales, ha tenido, según se dice, un notable éxito en el círculo de festivales independientes en los que se ha exhibido. Lo mejor de todo es que, para que no quede duda de dónde procede parte del dinero que financió el film, en los créditos el propio Gonzalo consta como productor ejecutivo y Jon Alonso como ayudante de producción ejecutiva.

¿Para qué ocultar que has robado a manos llenas si el fin justifica los medios? Si el dinero público no es de nadie, si tu condición de izquierda pura y vasquista te redime del pecado original del capitalismo y si lo peor que te puede pasar es que de abran un expediente y puedas seguir trabajando en esa misma Administración que te ha provisto de tantas satisfacciones. Qué más da cuando un tipo puede hacerse cargo de una comunidad como Cataluña, dejarla arruinada al extremo y marcharse de rositas y con un sueldo vitalicio pagado por todos los pringados a los que ha contribuido a arruinar. Si a Zapatero nadie le pedirá cuentas por su nefasta gestión y hasta le alabaran la “honestidad y valentía políticas” de haberse sabido retirar a tiempo. Comparado con eso, ¿a quién puede importarles que dos tíos se dediquen a invertir 400.000 y pico euros en una película que no hemos podido ni “disfrutar”?

Lamentablemente, a mí me importa. Puestos a regalar, yo con ese dinero finiquitaba la hipoteca, y seguro que como yo, hay muchos que les sacarían un buen rendimiento. Teniendo en cuenta que el sueldo base de muchísima gente no pasa de los 12.000 euros anuales, imagínense lo que suponen esos 444.435 euros que Jon y Txema se han gastado alegremente, haciendo y deshaciendo como si esto fuera su finca privada. Y, sinceramente, creo que a gentuza como esta, que encima pondrán cara de pena y se presentarán como víctimas de una persecución política, habría que juzgarles como a terroristas. Porque el daño que hacen a la estabilidad social, la forma rastrera en que socavan el sistema es mucho más dañina y eficaz que la quema de cualquier cajero. Lo triste es que la mierda sale por tantas partes y con tanta impunidad que ya a nadie le importa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.