www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica cultural

Francisco Nieva recibe el Premio Valle-Inclán de Teatro

martes 19 de abril de 2011, 21:09h
Cena en el Teatro Real de Madrid mientras se falla el Premio Valle Inclán que corona a Francisco Nieva. La Royal Shakespeare Company estrena Cardenio, una obra desconocida, inspirada en uno de los personajes de Don Quijote de la Mancha.
La noche de teatro más esperada acabó el lunes coronando a Francisco Nieva (Valdepeñas, 1924) con el Premio Valle-Inclán. Por la representación el año pasado de su texto de juventud Tórtolas, crepúsculo y... telón que, casualidades de la vida, se había estado representando en el Teatro Valle Inclán. La actriz Celia Freijeiro, presentadora de la ceremonia, anunciaba cada cuarto de hora los nombres de los supervivientes de la criba del jurado. Después de una gala en la que poco a poco iban cayendo los nominados. Al final de la cena, quedaban dos finalistas, Concha Velasco y Nieva. Ante un silencio expectante por parte de los asistentes, fue el académico y dibujante Antonio Mingote el que reveló el nombre del ganador. Francisco Nieva se acercó recibiendo un gran aplauso y recogió, de manos de Ángel Gabilondo, ministro de Educación, la estatuilla de Víctor Ochoa que le acredita como ganador del V edición del premio (antes le han precedido Juan Echanove, Angélica Liddell, Juan Mayorga y Nuria Espert).

El jurado estaba conformado, aparte de por Mingote, por tres de los ganadores anteriores: Juan Mayorga, Juan Echanove y Nuria Espert. Así como por el también académico y presidente de El Cultural Luis María Anson; el abogado Antonio Garrigues; los críticos y escritores Jaime Siles y Javier Villán; el redactor jefe de la sección de Cultura del diario El Mundo, Manuel Llorente; la responsable de Cultura de RNE, Paloma Zuriaga; el subdirector general de Programación Cultural de la Comunidad de Madrid, Ruperto Merino; la responsable de teatro de El Cultural, Liz Perales; el productor Mariano Torralba; el abogado y periodista José María García Luján; el profesor Eduardo Pérez Rasilla; y el presidente de Coca-Cola para España y Portugal, Marcos de Quinto.

Es difícil hablar de teatro sin nombrar a Shakespeare, y lo más apasionante es que para celebrar los 50 años de la Royal Shakespeare Company se ha representado, el 14 de abril, en la moderna casa de El Bardo en Stratford-upon-Avon, una obra perdida del escritor inglés y que no se representaba desde hacía más de dos siglos y medio. Su origen opaco había sido objeto de perenne discusión como todo lo que concierne -dígase de paso- al mítico dramaturgo... desde sus rasgos, hasta la autoría de sus obras. En la reconstrucción del texto ha participado el escritor español Antonio Álamo.

El título de la obra, Doble Mentira, se inspira en un personaje cervantino Cardenio, de Don Quijote de la Mancha y, por eso, los de la RSC han decidido mantenerlo como Cardenio. Aquí, Shakespeare contó con la colaboración de su coetáneo John Fletcher. Se piensa que la obra data de 1612, la misma fecha en que El Quijote llegó a Inglaterra (siete años después de su publicación en España) con traducción al inglés de John Shelton. Fue una obra representada solo dos veces (1612 y 1613) hasta que un incendio destruyera el teatro Globe y muchos de los manuscritos Shakespearianos. Cuatro décadas más tarde, se constata la existencia del texto con la firma de Shakespeare y Fletcher. En 1727, el dramaturgo y editor Lewis Theobald asegura poseer tres copias manuscritas y presenta en escena una adaptación de la obra titulada Doble mentira o Los amantes preocupado, entre la incredulidad general. Fue un fracaso rotundo.

Ya, por fin, hace un año, la colección oficial shakespeariana Arden, incluyó la obra en su catálogo, acompañada de un riguroso trabajo intelectual y detectivesco del profesor de la Universidad de Nottingham Brean Hammond, cuyo estudio de la obra le ha llevado diez años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.