www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AGUIRRE-GALLARDÓN

viernes 28 de marzo de 2008, 21:31h
No es el camino para la reforma del eje Prado-Recoletos la confrontación Aguirre-Gallardón. Lo que está ocurriendo no resulta bueno para la convivencia, no parece conveniente para el PP, es pésimo para los madrileños.


Las competencias fronterizas entre el Ayuntamiento y la Comunidad han provocado donde siempre roces de consideración. Las tensiones son inevitables. Pero el buen sentido de Álvarez del Manzano y la mano izquierda de Gallardón evitaron que saltaran chispas y se provocara el incendio. Ahora, los pedernales se han aristado de tal forma que está a punto de levantarse el telón de un espectáculo lamentable: dos dirigentes del PP arrancándose la piel a tiras. No estaría de más prever las consecuencias. Los madrileños podrían desviar la orientación de sus votos y el Partido Popular perdería su gran baza electoral. Los socialistas, que son maestros en el arte del “divide y vencerás”, atizan el fuego todo lo que pueden con sus poderosos sopletes de los medios de comunicación adictos. En su madriguera monclovita, Zapatero, derrotado ampliamente en Madrid por Rajoy, se frota las manos. Ha dado instrucciones para que el frágil cristal de la relación Aguirre-Gallardón salte en mil pedazos.


Rajoy, en lugar de seguir contemplándose con entusiasmo el ombligo, tiene la obligación de sentar a la mesa a ambos contendientes y exigir fórmulas para que el eje Prado-Recoletos no se convierta en el incendio que achicharre a los populares en Madrid. En mi época de director del ABC verdadero, yo habría invitado a cenar a Esperanza Aguirre y a Alberto Ruiz-Gallardón para recitarles las liras de la concordia de San Juan de la Cruz o el Cui Ping Sing, donde se desgranan versos capaces de aplacar a las fieras más desmadradas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.