www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

Haruki Murakami: 1Q84. Libros 1 y 2

domingo 08 de mayo de 2011, 02:01h
Haruki Murakami: 1Q84. Libros 1 y 2. Traducción del japonés de Gabriel Álvarez Martínez. Tusquets. Barcelona, 2011. 744 páginas. 26 €
Llámanse paralelas a aquellas líneas rectas que, ubicadas en un mismo plano, solo confluyen en el infinito. Tal ocurre con los dos personajes que, en paralelo, van desgranando las 737 páginas de la novela 1Q84 de Haruki Murakami (Kyoto, 1949), publicada originariamente en Japón en 2009. Pero puede ocurrir que el espacio, que no el tiempo, se alabee, y se abandone 1984 y, sin posible camino de vuelta, se ingrese en 1Q84, un universo diferente que anula el anterior y en el que tienen lugar sucesos fantásticos iluminados por las dos lunas que rielan en su cielo.

9 y Q, se nos dice, son homófonos en japonés, [kyü], pero en modo alguno idénticos. La resonancia orwelliana de 1984 da paso al planteamiento carrolliano de 1Q84, y el “Gran Hermano” es sustituido por un ente controlador, "Little People", que teje con un hilo tomado del aire una crisálida capaz de duplicar a los humanos, como en la Invasión de los ladrones de cuerpos, y crear la daughter de una mother dando lugar a un juego de percepción-recepción entre ambos seres semi-idénticos. Pero es necesario leer la novela para comprenderlo: “Si no lo entiendes sin que te lo explique, quiere decir que no lo entenderás por más que te lo explique”, afirma uno de los personajes.

Aomame es una mujer instructora de un gimnasio y fisioterapeuta. Tengo, el otro personaje, es un profesor de matemáticas. Pero tras esas profesiones tan normales se esconden otras: Aomame mata por encargo, y también por convencimiento, a hombres culpables de violencia de género. Tengo es aspirante a novelista, de momento sin éxito. Ambos se han conocido en la escuela cuando tenían diez años y se han amado en el recuerdo cuando sus vidas divergían a lo largo de veinte años más. Ese amor silencioso no les impide hacer uso de su sexualidad con otros. Pero el amor está por encima de todo: Without your love, it’s honkey-tonk parade, como dice la canción, “Sin tu amor esto no es más que una burda comedia”, tanto si estamos en 1Q84 o en 1984. Ambos universos comparten la intolerancia religiosa, la corrupción, la violencia de género, la vigilancia y el control del otro.

El editor de Tengo le encarga una tarea que, en Japón, sin la más mínima lógica, está muy mal vista y que en España es moneda de uso corriente de la que nadie se escandaliza: reescribir una novela, La crisálida del aire, escrita inicialmente por una bella adolescente de diecisiete años, Fukaeri, que todavía no es mujer y que probablemente en 1Q84, no lo será nunca. El éxito de la novela es enorme y se sitúa, semana tras semana, en el primer puesto de ventas. La historia avanza y acabamos conociendo el argumento de La crisálida del aire. El final de 1Q84, naturalmente es abierto, toda vez que a los libros 1 y 2 ha de sucederles un tercero.

Pese al excesivo número de páginas, que algunos consideran una virtud, y otros pensamos que es un defecto, la novela engancha y apasiona. Murakami, cuya obra Tokio blues recientemente llevada al cine, vendió en Japón 10 millones de ejemplares, ha pasado de ser un escritor de culto a un autor de best sellers. Y ha hecho muy bien.

Por Alberto Sánchez Álvarez-Insúa
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.