www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

reseña

George J. G. Cheyne: Joaquín Costa, el gran desconocido

domingo 08 de mayo de 2011, 02:21h
George J. G. Cheyne: Joaquín Costa, el gran desconocido. Prólogo de Josep Fontana. Epílogo de Eloy Fernández Clemente. Ariel. Barcelona, 2011. 287 páginas. 19 €
El principal exponente del movimiento regeneracionista y el más crítico pensador que ha tenido el sistema de la Restauración es, por encima de un gran desconocido, el gran “mal conocido”. Y libros como el que este año ha reeditado la editorial Ariel con motivo de la celebración del centenario de la muerte del intelectual aragonés, permiten aclarar el camino y despejarlo de esas malas hierbas que crecieron tras los estudios que le han ido colocando en podios tan peregrinos como el de ser precursor del fascismo en España, anarquista, católico, populista, regionalista, aristócrata… Tiene Costa, además, atribuidos numerosos tópicos que destacan sus atributos físicos y de personalidad anulando, o al menos ensombreciendo, su obra y enorme legado e influencia.

A comienzos de los años 70, el historiador hispanista George Cheyne publicaba en España esta excelente biografía. Fruto de una minuciosa y expeditiva labor de archivo, biblioteca y búsqueda de fuentes orales, y de una posterior reflexión y sobria redacción que mereció los elogios del momento, cuarenta años después de su aparición sigue siendo –con apenas 150 páginas de texto en sí– el mejor de los estudios globales que Joaquín Costa haya recibido. Cheyne murió en 1990, dejando en imprenta la edición de un epistolario entre Costa y Rafael Altamira que salió a la luz unos meses después de su fallecimiento, y habiendo publicado varios estudios parciales sobre el polígrafo oscense y teniendo en mente una ampliación de esta biografía que finalmente no se concluyó.

De entre los muchos méritos que tiene este libro sobresale su cómoda lectura, novelada con hechos absolutamente reales y contrastados, el apoyo en obras anteriores de calidad, especialmente en el relato biográfico que Ciges Aparicio publicó en 1930, bajo el título de El gran fracasado; pero sobre todo destaca por el tono crítico y equilibrado que juzga al personaje en su entorno y circunstancias, ofreciendo al lector una visión completa y objetiva del autor, del personaje y del hombre que se esconden bajo el nombre de Joaquín Costa.

Acompaña a la biografía el mismo prólogo de Josep Fontana que precedía la edición de 1972, símbolo, como bien dice en el epílogo Eloy Fernández Clemente, de la actualidad y vigencia de la obra, y un apéndice documental de escritos de y sobre Costa que Cheyne considera, con acierto, importantes para completar la visión del gran polígrafo español.

Por Margarita Márquez Padorno
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios