www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Elecciones 2011

Gana Rudi en Aragón

domingo 22 de mayo de 2011, 20:20h
El PP ha sido el partido más votado en Aragón en las elecciones municipales, donde ha ganado al PSOE por 5,45 puntos, pero los socialistas han obtenido el mayor número de concejales, 1.719 ediles, 349 más que los del Partido Popular.
El PP ha logrado dar un vuelco político en Aragón donde se ha impuesto con rotundidad en las elecciones autonómicas, al conseguir 30 diputados, y ha ganado en las tres capitales, Zaragoza, donde se ha quedado a un concejal de la mayoría absoluta en el ayuntamiento, Huesca y Teruel.

Luisa Fernanda Rudi, la líder de los populares aragoneses y candidata a la presidencia de Aragón, ha confirmado los mejores pronósticos de las encuestas y ha obtenido un resultado histórico para el PP, ya que podrá gobernar la comunidad, si pacta con el PAR, el ayuntamiento de Huesca, uno de los feudos socialistas, y el de Teruel, en este caso con mayoría absoluta.

La derrotada de la noche ha sido Eva Almunia, la candidata socialista que debía sustituir al frente de la comunidad a Marcelino Iglesias, el único político aragonés que ha repetido tres mandatos como presidente y que renunció de forma sorprendente a la reelección hace tres años.

Almunia no ha sido capaz de contener el aluvión de votos que han ido a parar a los populares aunque, si el PP y PAR no logran un acuerdo de Gobierno, aún tendría alguna opción de presidir la comunidad, aunque con una muy difícil combinación de alianzas con el PAR, CHA e IU.

Este último partido ha sido el otro ganador de la noche electoral, al incrementar su representación en las Cortes de Aragón de uno a cuatro diputados.



Con el 99,9 por ciento de los cotos escrutados, el PP ha obtenido en los comicios autonómicos 269.051 votos, el 39,72 por ciento, mientras que los socialistas han conseguido 196.269, el 28,97 por ciento, unos 73.000 menos que los populares y casi once puntos por debajo.

La victoria del PP ha quedado certificada en las tres capitales aragonesas, donde ha conseguido unos resultados sin precedentes, como ha sido el caso de Huesca, un bastión socialista en el que la candidata popular Ana Alós ha logrado 11 concejales, cuatro más, frente a los nueve del PSOE, que repite, aunque les han separado sólo unos 1.500 votos.

En Zaragoza, el candidato del PP a la alcaldía, Eloy Suárez, ha logrado el apoyo de 131.350 votos, 15 concejales, mientras que los socialistas han obtenido 86.395 (10 concejales), casi 50.000 votos de diferencia.

También ha sido muy alta la diferencia de votos entre el PP y el PSOE en Teruel, donde el candidato popular, Manuel Blasco, ha conseguido mayoría absoluta, 7.932 votos y 12 concejales, frente a los 3.460 votos y cinco concejales de la socialista Mayte Pérez.

Pero como es tradicional en esta comunidad desde que se constituyó la autonomía, la política de los próximos cuatro años estará determinada por los pactos en la Comunidad y en los ayuntamientos de Zaragoza y Huesca, donde el PP ha sido la fuerza más votada aunque podría quedarse en la oposición.

Los populares han recuperado ayuntamientos tan destacados como Calatayud, con mayoría absoluta y que es la cuarta ciudad de la comunidad, y han ganado en otras localidades importantes como Tarazona, Jaca, Alcañiz, Fraga y Monzón.

Escrutados los resultados de las municipales, el PP ha sacado 5,45 puntos al PSOE, pero los socialistas han obtenido el mayor número de concejales, 1.719 ediles, 349 más que los populares.

En el conjunto de la Comunidad Autónoma, el PP ha conseguido 251.040 sufragios y el 36,72 por ciento, y los socialistas han logrado 213.786 votos, el 31,27 por ciento.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.