www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Escritora

Carmen Posadas: "No se puede usar literatura para hacer política"

martes 24 de mayo de 2011, 19:50h
La escritora uruguaya-española Carmen Posadas, que visita Venezuela para presentar su última novela, "Invitación a un asesinato", considera que "no se puede usar la literatura para hacer política" y afirma que las diferencias entre la izquierda y la derecha se han ido borrando.
"Yo creo que en la literatura uno puede ser de derechas o izquierdas, lo que no creo es que pueda usar la literatura para hacer política, cuando uno escribe tiene que escribir por la literatura, no para hacer tesis", ha dicho Carmen Posadas en una entrevista con Efe.

A juicio de Posadas, la diferenciación entre escritores de izquierda o de derecha pertenece al pasado, aunque no niega que aún muchos autores dejan ver sus tendencias en sus obras. "Creo que eso era antes que estaba muy diferenciada la izquierda de la derecha, hoy día está completamente borrada y los países de izquierda no tienen más remedio que, en el terreno económico, adoptar medidas de derechas y, los gobiernos de derechas tienen que tener una visión social de los problemas", indicó.

Admira al expresidente de Brasil Luis Inacio Lula Da Silva, porque "tiene una política de izquierdas pero también realista y pragmática", porque en su opinión "ese momento de esperanza para Latinoamérica pasa por ahí".

La ganadora en 1998 de el Premio Planeta, que presentó en Caracas una novela que dedica a la escritora inglesa Agatha Christie, afirma que le gusta mucho el género policiaco, porque permite hacer un retrato de lo que es una sociedad en un momento y de sus "valores o la falta de valores".

Cuenta que su educación fue "bastante inglesa", ya que estuvo cuatro años en un internado de Inglaterra de donde, asegura, adquirió no solo la influencia para escribir, sino "el sentido del humor", asegurando que "no se ha conseguido superar" la inteligencia y visión sobre el ser humano de William Shakespeare. Posadas confesó que se esfuerza por ser una autora capaz de ser leída y apreciada por los que se consideran intelectuales y los que entran en un segmento popular.

"Yo al escritor que más le he copiado trucos es a Charles Dickens porque es un autor que interesa a grupos muy heterogéneos, le interesa a todos, es el ejemplo perfecto, ese es el tipo de escritor que a mi me gustaría realmente ser", dijo, al reconocer que todos los escritores "son un poco vampiros" de la cultura de los lugares por donde pasan.

"Le estoy muy agradecida a España porque he hecho mi carrera ahí, mis hijas son españolas, mi marido también lo era, pero cuando me preguntan (..) yo digo que soy uruguaya porque me parece feo eso de renunciar a las raíces", indicó la escritora montevideana. Evitando hacer una valoración sobre Venezuela, Posadas cree que Latinoamérica "en general" está en un momento relevante.

"Por fin vamos a dejar de ser el futuro del mundo para ser el presente, así por ejemplo el hecho de que Brasil se haya convertido en una primera potencia, impulsa a todo el continente y creo que vamos a vivir muy buenos momentos como región", señaló.

Ella se incluye como latinoamericana y subraya que le encantan autores como los argentinos Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, así como los uruguayos Juan Carlos Onetti y Horacio Quiroga sin dejar de mencionar al colombiano Gabriel García Márquez y al peruano Mario Vargas Llosa. "Y ahora hay cantidad de escritores con mucho talento que están haciendo una literatura que creo que es importante pero que todavía tiene que explotar", agregó.

Posadas afirma que la literatura no tiene sexo, sólo puede decirse que es buena o mala, pero puntualiza que "también se puede decir que todo influye a la hora de escribir: la raza a la que uno pertenezca, la religión, la edad, el país ¿y como no va a influir algo tan fundamental como el sexo?".

Entre sus autoras favoritas figuran, las inglesas Emily Brontë, Jane Austen y Virginia Woolf, pero no deja de destacar a la española Santa Teresa, a quien calificó como su "favorita de todos los tiempos", no solo por su obra religiosa sin también como "precursora del psicoanálisis".