www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Quiero ser como Amy Winehouse

domingo 30 de marzo de 2008, 21:14h
No puedo evitarlo. Cada vez que veo aparecer su silueta famélica y leonina en las revistas o en las páginas web, me quedo mirándola embobada. Me fascina su melena imposible, su hiperbólica raya de ojos, los descacharrantes tatuajes que adornan la escasa piel que recubre sus brazos y sus estilismos leopardinos. Amy Winehouse representa esa sordidez glamorosa, ese abismo oscuro que separa al ‘ciudadano de a pie’ del ‘ciudadano que hará historia’. La atracción que las chicas y chicos malos ejercen sobre el resto de los pobres mortales que no nos atrevemos a pasarnos por el arco de triunfo nuestra salud mental y física a golpe de fiestorro lisérgico, es digna de estudio sociológico.

Hoy en día todo se le puede perdonar a una ‘bad girl’. Que vuelva a poner de moda la heroína, que deje constancia de que, al fin y al cabo, no se vive del todo mal siendo anoréxica o bulímica, y que tenga un novio aún más ‘bad’ que la pegue por amor –como a mi adorada Amy-. Todo vale siempre y cuando se mantenga en los cánones de lo ‘cool’. Y es que vivimos en un mundo que lanza mensajes contradictorios y que nos desorientan. En la misma revista en la que nos explican con todo detalle las propiedades de la alcachofa para mantener un necesario equilibrio interior, nos instan en la siguiente página a adorar sin condición a personajes autodestructivos como la Winehouse, Kate Moss o Pete Doherty. Son el mejor ejemplo de lo abierta y tolerante que es esta sociedad nuestra en la que todo vale y nadie juzga. Sólo hay una excepción que revela cuál es el único pecado mortal que existe en la posmodernidad: Britney Spears. A Brit se le podría perdonar su adicción a las fiestas, el sexo y las sustancias que no se venden en farmacia legal, pero nunca que se haya convertido en una mujeruca gorda, fea y vulgar. Así pues, dróguense, destrocen todo lo que encuentren por su camino, péguense hasta llegar al hospital con su pareja y demuestren un desprecio total por el mundo en general pero, eso sí, procuren hacerlo de manera ‘trendy’.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.