www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA INDECENCIA DE UNA PARTE DE LA CLASE POLÍTICA

viernes 10 de junio de 2011, 14:38h
El último barómetro del CIS ha dado la razón a los “indignados” de la Puerta del Sol y cien plazas españolas más. La opinión pública considera a la clase política como el tercero entre los diez grandes problemas que atosigan a los españoles. El Gobierno, para mayor inri, también ocupa lugar preferente: el octavo puesto entre las grandes preocupaciones de los ciudadanos.
La clase política y el Gobierno deberían ser las soluciones para los problemas de España. En lugar de una solución se han convertido en dos de los más graves problemas de la nación, cediendo solo al paro y a la crisis económica y por encima de la inmigración, el terrorismo, la inseguridad ciudadana, la educación, la corrupción y la sanidad.
A los dirigentes de los partidos no se les cae la cara de vergüenza. Esconden la cabeza como el avestruz y siguen despilfarrando el dinero de los contribuyentes, abusando con el mayor cinismo de su poder político.
Es verdad que el partido comunista ha manipulado a los “indignados”, los ha amparado y ha conseguido que en todas las manifestaciones se exija la reforma de la ley electoral. También es verdad que el 70% del M-15, por lo menos, ha sido espontáneo, si bien se ha visto protegido por Rubalcaba, al que varios sectores del PP le acusan además de haber organizado la gran movida.
Lo que queda claro, en todo caso, es que el ciudadano medio no es un pardillo y se ha dado cuenta de que una parte de la clase política, además de mediocre y sin capacidad, se ha dedicado a hacer negocios personales y al derroche de los recursos públicos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.