www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ZAPATERO, UN CADÁVER POLÍTICO DE CUERPO PRESENTE

jueves 23 de junio de 2011, 12:08h
“Democracia cristiana, bonito mote, nuevo grupo que intenta chupar del bote”. Con este pareado saludaron los madrileños a un partido político que se creó durante la República. Zapatero, sus púberes canéforas, Trinidad, Leire, Elena, Bibiana, millares de cargos, asesores y enchufados del más vario género quieren seguir chupando del bote, colgados todos de la lista del Estado, hasta la primavera próxima.

La salud de España exige que Zapatero se vaya cuanto antes porque nadie tiene confianza en él y sus reformas, aunque estén bien orientadas, carecen de eficacia. A las alturas del año en que nos encontramos la fecha más adecuada para que se celebren elecciones generales sería la tercera semana de octubre. Habría que anunciarlo en agosto. Lo que ocurrió ayer en el Congreso demuestra hasta qué punto estamos ante un Gobierno agonizante, obligado a concederlo todo. Zapatero I el de las mercedes es un cadáver político de cuerpo presente. Eso lo escribí hace ya un año. Y España entera continúa en el velatorio, zarandeada por una crisis que se hace alarmante en las cifras de desempleo pero cuyo fondo profundo es político: el tirón secesionista en el País Vasco y Cataluña, disparado por los despropósitos y los desatinos zapatéticos.

A veces pienso que Felipe González, máxima autoridad moral del PSOE, debería plantarse y exigir a Zapatero que ponga fin a la agonía política que tanto está haciendo sufrir a España. El presidente desarbolado abdicó su candidatura a la presidencia por exigencia de su propio partido pero se mantiene en sus trece de alcanzar la primavera próxima refugiado en la madriguera monclovita que le cobija. La salud pública exige que abandone de una vez su escondite y que hable el pueblo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.