www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

En cadena nacional

Chávez reconoce en la televisión venezolana que tiene cáncer

viernes 01 de julio de 2011, 04:33h
Demacrado y mucho más delgado, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reapareció en cadena nacional para hablar por primera vez de su estado de salud, tras veinte días de ausencia y hermético silencio. El mandatario reconoció ante las cámaras de televisión que le habían descubierto células cancerígenas en su organismo, lo que ha prolongado su estancia en Cuba.
A las 21:00 horas (3:30 am hora española) el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, reapareció desde Cuba en las pantallas de los televisores de los venezolanos para dirigirse a sus ciudadanos por primera vez desde que se recluyó en La Habana hace 21 días por motivos de salud.

Notablemente más delgado, demacrado y con las voz apagada, el mandatario reconoció que lo que comenzó como un viaje para consolidar las relaciones bilaterales con el régimen de los hermanos Castro, terminó en una visita médica que desveló las verdaderas penalidades que sufre su cuerpo. El dolor de rodilla que le acompañó en sus giras por Brasil y Ecuador, le llevó a un absceso pélvico que fue el responsable de que los médicos fueran más allá para hallar un mal mucho mayor: el cáncer.

El diagnóstico contradice las múltiples declaraciones de los dirigentes de su Gobierno, como las del presidente de la Asamblea Nacional, Luis Fernando Soto Rojas, que negó a los medios de comunicación venezolanos que Chávez padecía de este mal, tal como apuntó un reportaje del diario estadounidense, “El Nuevo Herald”, publicado el pasado 24 de junio.

Ataviado con un traje azul y camiseta roja, el mandatario indicó que se le encontró el cáncer después de la operación de un absceso pélvico al que fue sometido el día 11 en la mañana, tras su llegada a la capital cubana. No obstante, luego de esa intervención y a pesar de la favorable evolución aparecieron "otras formaciones celulares no detectadas antes", momento en el que se le encontró el tumor.

El gobernante, un hombre renuente a dejarse ver por doctores, admitió que fue el líder de la revolución cubana quien le insistió para que se sometiera a una revisión y por ende a un tratamiento que comenzó semanas atrás en La Habana, en una cadena nacional inédita de poco más de diez minutos en donde apareció un Hugo Chávez de palabras cuidadosamente medidas, carentes de improvisación y espontaneidad, en donde hubo dedicatorias de afecto dirigidas a su familia, a los Jefe de Estado latinoamericanos y como era de esperarse, para el que ha sido su mentor e inspiración política: Fidel Castro.

En medio de alusiones sobre el "amor" y "Jesús", el presidente venezolano intentó mostrarse optimista sobre su estado de salud al señalar que "desde este camino empinado de donde siento que voy ya saliendo de otro abismo (..) creo que lo hemos logrado, gracias Dios mío".

El mandatario suramericano, capaz de vender productos de línea blanca y tecnología “Made in China” en su popular “Aló Presidente”, a la par de decidir los destinos de su país, era un espectro de si mismo que intentaba guardar la compostura y animar a sus leales con un llamamiento casi afónico a seguir luchando por la “revolución”, mientras sus ojos contenían lágrimas y le faltaba el aliento para arremeter contra sus detractores.



Más imágenes en la televisión estatal
La televisión venezolana emitió hoy unas imágenes del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, durante una reunión con colaboradores filmadas el pasado miércoles por la tarde en La Habana, en un encuentro previo al anuncio que hizo anoche de que tiene cáncer.

En las imágenes, emitidas por el canal estatal de televisión, el presidente conversa de manera animada con el canciller Nicolás Maduro, su hermano Adán y el general Henry Rangel Silva. También hay comentarios suyos sobre la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, y al presidente de Uruguay, José Mujica.

Aparece más delgado, pero charlando de manera animada, con aparente buen aspecto y con vigor sobre diversos temas, entre ellos, la suspensión de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y el Caribe (CELAC) que debía haberse realizado en Venezuela el próximo 5 de julio.

"He decidido seguir rigurosamente el plan de recuperación y todavía no estoy en condiciones para atender como hay que atender una cumbre de tal magnitud (...), los tiempos no dan, mi primer deber en este momento como revolucionario es recuperar plenamente la salud", señaló Chávez.

Chávez agradeció las numerosas llamadas y muestras de afecto que ha recibido, celebró la postulación de la presidenta argentina, Cristina Fernández, para las elecciones en su país, y bromeó sobre el rigor que el líder cubano, Fidel Castro, le obliga a guardar con su tratamiento médico.

"Lamentablemente hemos tenido que afrontar con todo el rigor ético, humano, científico para seguir adelante como seguiremos adelante para seguir venciendo como seguiremos venciendo", señaló Chávez.

"Cristina, mi hermana querida, ella ha llamado no sé cuantas veces (...) debo llamarla; gracias Cristina", dijo, aplaudiendo la candidatura de la mandataria argentina.

El presidente afirmó que está leyendo "Así habló Zaratustra", de Nietzsche, y se rió de la broma del presidente de Uruguay, José Mujica, quien afirmó días atrás que Fidel Castro había secuestrado al gobernante venezolano para que cumpliera con su proceso de recuperación.

"Yo creo que el Pepe tienen razón, aún cuando no estoy secuestrado ni nada, pero Fidel ha estado al frente con su gran experiencia, su moral", dijo.

El presidente venezolano anunció anoche en un mensaje a la nación que le fue extraído un tumor y está recibiendo tratamiento contra el cáncer cerrando las especulaciones sobre la enfermedad que le mantiene en La Habana hace más de tres semanas.