www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EMILIO BOTÍN, EN LA CUMBRE DEL ÉXITO INTERNACIONAL

sábado 02 de julio de 2011, 17:55h
Reproducimos a continuación el artículo que Luis María Anson publicó en El Mundo.
“No hace muchos años que el Santander era el pequeño banco de una provincia española. Emilio Botín lo ha situado, por beneficios, a la cabeza de la Banca mundial. Por capitalización y otros factores, el Banco de Santander figura ya entre los seis primeros del mundo.
La hazaña se debe a unos equipos directivos soberbios y a un personal especializado y eficaz. Y, sobre todo, al trabajo incansable, a la lucidez financiera, a la sagacidad en el diagnóstico, al sentido de anticipación de un banquero excepcional. Emilio Botín es un hombre sencillo y cordial, lejano a esa imagen del tiburón y la prepotencia que tienen muchos banqueros. A sus 76 años trabaja catorce horas al día. Recibe a todo el mundo. Atiende personalmente a los medios de comunicación. Nunca tiene prisa. Es sosegado y prudente. Despacha de forma incansable con los dirigentes del Banco en todo el mundo. Viaja sin esfuerzo y sin cesar. El avión es su segunda oficina. No pierde un minuto. Aprovecha al máximo la eficacia de las nuevas tecnologías de la información inmediata y de los contactos personales a través de las videoconferencias.
Emilio Botín, impermeable a las espaldas serviciales y sordo a los rebuznos, no ha caído en la tentación de la política. Ha colaborado con todos los Gobiernos y se ha esforzado por mantener abiertas las vías del diálogo y el entendimiento. Tiene una mano de hierro y la otra de seda. Es un español del que los españoles deberían sentirse orgullosos por haberse convertido en un triunfador a escala mundial en un ámbito, el de las finanzas, en el que siempre hemos interpretado papeles secundarios.
Emilio Botín se encuentra en la cumbre del éxito internacional. España suele colgarse de los pies de los triunfadores para emborronar su éxito. Da lo mismo que sea un ciclista, salvado por cierto de la tropelía gracias a la firmeza de Pedro J. Ramírez, que un banquero de relieve reconocido en todos los países. Envidiosos, resentidos, gentecillas y gentuzas del más vario pelaje se debaten sin éxito para dañar la imagen de Botín. Y aprovechan cualquier circunstancia. Pero cuando la cicatería pretende poner cerco a una gestión bancaria objetivamente admirable es necesario decir la verdad con dos tacones. Sobre todo porque Botín y su banco internacional han hecho suya la idea de que “la mejor inversión de futuro es la inversión en educación”. Proyectos y realidades como Universia o la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes hablan por sí solos. “Hoy, al inicio del tercer milenio -ha escrito Emilio Botín- la Universidad tiene un papel fundamental como institución vertebradora de las sociedades modernas”. Y eso no lo ha dicho un filósofo, discípulo de Ortega y Gasset, sino un banquero que está, hay que repetirlo, en la cumbre del éxito internacional”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.