www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El declive de Europa

miércoles 06 de julio de 2011, 21:45h
A lo largo de los últimos años, es frecuente leer volúmenes y visionar películas que ahondan la realidad europea como en declive inexorable, perdido el hálito que le proporcionara influencia política e ideológica en el resto del mundo. Tras aceptar que Estados Unidos era la competencia, desde la post-guerra mundial segunda, ahora comprendemos que los países emergentes significan la alternativa recentísima: China, Brasil e India. Y es verdad, Europa está en todas partes, habla y escribe, pero ya no decide la historia en el sentido más amplio y decisivo de esta serísima palabra. El declive es cierto.

En esta misma dinámica parece encontrarse la Iglesia Católica, pendiente, por ejemplo, de las vocaciones sacerdotales y religiosas del mundo en desarrollo y emergente. Dentro de cinco años, no más, comenzaremos a tener al frente de nuestras parroquias e instituciones eclesiales relevantes, a personas de otros continentes con absoluta naturalidad, porque, además del espíritu católico, es decir, universal de nuestra Iglesia, no habrá más remedio. Y ya sabemos que, en tantas ocasiones, se avanza por razones históricas que acaban por convertirse en razones teológicas. Después de la Encarnación de Dios en Cristo, es normal esta visión del tiempo y del espacio humanos, que el Vaticano II llamó signos de los tiempos, necesitados de discernimiento.

Puede ser que, entonces, uno de los colectivos europeos más importantes para que Europa recupere su lugar en el mundo sea la Iglesia Católica: acumulará a personas no europeas en territorio europeo, pero en función de su catolicidad, ya citada, enviará, como antes, europeos a otros continentes. Y así, perdurará la relación y la mutua influencia. En el momento en que Europa se disgrega, víctima de los nacionalismos, la unidad católica juega a favor de permanecer en la realidad universal sin declinar absolutamente en función política e ideológica.

Respeto y responsabilidad.

Norberto Alcover

Profesor de la Universidad Pontificia de Comillas

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(1)

+

0 comentarios