www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RESEÑA

Tristram Hunt: El gentleman comunista. La vida revolucionaria de Friedrich Engels

domingo 10 de julio de 2011, 13:14h
Tristram Hunt: El gentleman comunista. La vida revolucionaria de Friedrich Engels. Traducción de Daniel Najmías. Anagrama. Barcelona, 2011. 440 páginas. 21,50 €
El libro de Tristram Hunt, El gentleman comunista. La vida revolucionaria de Friedrich Engels, representa algo más que una biografía, ya que se trata de una obra que invita a reflexionar sobre los méritos y las contribuciones de un personaje frecuentemente infravalorado y relegado a la sombra de Marx. Con una narración amena, el autor desmenuza algunos aspectos de la vida mundana de Engels, poniendo de manifiesto cómo la valoración de esta figura sigue ligada a la cuestionable aplicación práctica del marxismo-leninismo.

El volumen no se limita a ofrecer un detallado y minucioso recorrido por la vida de Engels, sino que también se adentra en su pensamiento político, en su compromiso intelectual, reflexionando sobre su personalidad y su filosofía. En su lectura, sorprenden muchos aspectos de la biografía de Engels: en primer lugar, la variedad de asuntos que le interesaron (urbanismo, feminismo, estrategia) y que fueron tema y objeto de reflexión en sus escritos. En segundo lugar, llaman la atención algunas características de la personalidad de este “caballero victoriano de clase media”: se trató de un pensador profundo, agudo e ingenioso, conocedor de la sociedad en que vivía y capaz de presagiar algún rasgo del futuro, como los efectos del fundamentalismo del mercado y la imparable globalización. En tercer lugar, resulta extremadamente interesante la relación entre los dos autores del Manifiesto comunista, de una fascinación recíproca, necesidad de vinculación y cercanía mutua. Para Marx, Engels fue una especie de mecenas, que trabajó duramente para facilitar a su amigo la redacción de El Capital. Y, finalmente, se muestra la faceta más humana de este personaje: un bon vivant, un amante del “buen vivir”, con sus vicios y sus virtudes. El libro tiene el mérito de presentar muchos elementos personales, páginas sobre la vida íntima de esta figura; su pasión por las mujeres, su carácter vanidoso, su predilección por la polémica. El relato de Hunt menudea en detalles y destaca aspectos del Engels hombre, partiendo de un presupuesto inicial: Engels sacrificó parte de su vida para que Marx pudiese escribir su gran obra, El Capital.

El gentleman comunista posee la gran virtud de “apartar de la pesada sombra intelectual de Marx” a una figura tan genial como desconocida, sobre la cual, frecuentemente, abundan inexactitudes y prejuicios. Proponiéndose ofrecer una imagen más justa y objetiva, el autor pone de manifiesto que la aportación de Engels al materialismo histórico, a la cultura comunista, no se limitó a la redacción de algunas partes de El Capital; sino que también, a través de su propia trayectoria intelectual, influyó en la formulación de este pensamiento de forma marcada. El libro concluye remarcando la idea común de Engels y de Marx, que incidía en que “la grata abundancia que ofrecía el capitalismo merecía distribuirse con un sistema más equitativo”, evidenciando el idealismo y la utopía de estos dos grandes pensadores.


Por Andrea Donofrio

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios