www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿ZAPATERO, COLABORACIÓN CON BANDA ARMADA?

viernes 15 de julio de 2011, 13:17h
El pasado 8 de julio, varios días antes de que el juez Ruz imputara a los colaboradores de Rubalcaba en el caso Faisán, Luis María Anson publicó en el diario El Mundo el artículo que reproducimos a continuación.

“Las actas, las actas…. Hay que borrar hasta la última huella de la negociación política, de tú a tú, entre Zapatero y Eta. De hinojos ante los terroristas, el presidente dadivoso tal vez traspasó los límites de la negociación indigna para deslizarse a la colaboración con banda armada. En los aledaños zapaterescos se teme que, una vez instalado en el poder, Mariano Rajoy desenfunde las actas y acuse ante el Tribunal Supremo a Zapatero de colaboración con banda armada. Hay precedentes de distinta raíz pero parecido estilo. Barrionuevo y Vera fueron condenados por el Tribunal Supremo y Felipe González abrazó a sus colaboradores en el momento en que ingresaban en prisión.
Aparte de colocar a sus paniaguados y paniaguadas, Zapatero se ha tomado tiempo para borrar en archivos informáticos y de papel las trapisonderías que algunos de sus partidarios hayan podido cometer. “No hay que dejar ni rastro”, esa es la consigna. Lo malo es que las actas de la indignidad están en la caja fuerte de Eta y los terroristas no se andan con medias tintas. Exigen que se cumpla lo que se acordó.
Bildueta es, en opinión de responsables del PP, el resultado de lo que Zapatero negoció y prometió. Todos sabíamos que el presidente tenía minuciosamente preparada la jugada y la llevó hasta la decisión final de un Tribunal Constitucional altamente politizado. Eta está en las instituciones porque ese fue uno de los compromisos de Zapatero en la negociación con los terroristas durante su primera legislatura, la de la euforia y las mercedes.
¿Figuraba entre las dádivas, el apoyo para que San Sebastián se convirtiera en capital europea de la cultura? Carlos Iturgáiz cree que sí. “Esto es -ha dicho- parte de lo acordado en el mal llamado proceso de paz entre el Gobierno y Eta”. Zapatero se ha tomado los meses suficientes, desde que su propio partido le repudió, para borrar las huellas comprometedoras pero como no tiene acceso a los archivos de Eta, está haciendo todo lo posible para que la banda no se irrite. Los indignados son los que padecen las ocurrencias zapatéticas. “Quienes hasta ayer aplaudían que se cobrara el impuesto revolucionario a las empresas hoy acceden a sus cuentas corrientes”, ha declarado Antonio Basagoiti, uno de los políticos clave del PP.
Con Mariano Rajoy en el poder, la espada de Damocles se balanceará sobre la testa de Zapatero. El crimen de Estado es un grave delito y algunos pagaron por su causa. La colaboración con banda armada es también un grave delito y si se ha incurrido en él, que no lo sabemos, los responsables lo van a pasar muy mal, salvo que sean capaces de eliminar los vestigios todos de su despropósito. Como me ha dicho un destacado jurista, no lejano al PSOE, por cierto, una cosa es la negociación por indigna que sea y otra muy distinta que se haya producido colaboración con banda armada. Y, por cierto, al decirme esto, mi interlocutor aludió al caso Faisán, no solo a las actas del oprobio”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.