www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LOS INDIGNADOS Y LA CLASE POLÍTICA

sábado 06 de agosto de 2011, 13:31h
La Puerta del Sol es de todos. Las calles madrileñas son de todos. No se puede tolerar que unos miles de ciudadanos enturbien la vida de la ciudad. Hay ya más indignados entre los madrileños perjudicados que en el conjunto del 15-M. El derecho de manifestación exige el permiso de las autoridades con fechas, horarios, lugares y recorridos. Eso es lo civilizado y lo que exige el Estado de Derecho. El agitprop comunista, ciertos grupos de delincuentes y determinados sectores antisistema, unidos a algunos intereses espúreos y electorales del PSOE, están desvirtuando la espontaneidad de un movimiento que inicialmente sedujo a un sector muy amplio de la opinión pública española.

Por eso no se puede cargar contra el 15-M, sin establecer matices y veladuras. Ese movimiento existe como reacción a los abusos de los partidos y de la clase política. El ciudadano medio está harto de la mediocridad de sus políticos, de los crecientes casos de corrupción y, sobre todo, del despilfarro económico al que está entregada, con el dinero público, con el dinero de los contribuyentes, la clase política española. La suntuosidad y el derroche es ya lo habitual en los ministerios, en las comunidades autónomas, en las sedes de los partidos y en las alcaldías. Hay un contagio general de despachos palaciegos, automóviles suntuosos, viajes gratis total, subvenciones imparables, prebendas del más vario tipo. Y todo ello con la añadidura de que los partidos políticos se han convertido en agencias de colocación y estamos pagando ya a 3.200.000 empleados públicos. ¿Quiere el lector el último botón de muestra? La televisión pública de la Comunidad Valenciana, gobernada por el PP, acumula más empleados en plantilla que Antena 3 y Telecinco juntas. Sin comentarios.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.