www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA CLASE POLÍTICA, MANSURRONA Y LANAR

miércoles 31 de agosto de 2011, 13:56h
Seguramente más de la mitad de los diputados que votaron la reforma constitucional no estaban de acuerdo con el procedimiento canicular que han empleado Mariano Rajoy y José Luis Rodríguez Zapatero. Pero las listas, todavía en agraz, para las elecciones generales, que garantizan mamandurrias, prebendas y escaso trabajo, pesaban demasiado sobre los señores diputados y solo uno se apartó de la disciplina de voto.

Ortega y Gasset, primera inteligencia del siglo XX español, calificó a la clase política española de “mansurrona y lanar”. Los diputados acaban de dar la razón al gran filósofo español. Pastoreados por Rajoy y Zapatero se han mantenido todos en el redil y no se ha escuchado ni un balido de protesta salvo el del antiguo dirigente de CC.OO.

La verdad es que casi ningún diputado se gana su escaño en las urnas. Dependen de ser incluidos o no en las listas que se confeccionan en Ferraz o Génova. A diferencia de lo que ocurre en el Reino Unido, nuestros parlamentarios tienen voto pero la realidad es que carecen de voz. El desprecio con que les obsequia el pueblo español se lo han ganado a pulso. A los españoles no les gusta el rebaño de dóciles corderos que nos representan. Les gusta menos todavía la voracidad de un sector de la clase política, entregada en los últimos años al derroche y al despilfarro, cuando no a la corrupción y al enriquecimiento rápido.

Da grima todo lo que ha ocurrido desde que Rajoy y Zapatero, urgidos por Trichet y Merkel, decidieron dar golletazo a la Constitución con una reforma que exigía mesura, tiempo, largos debates parlamentarios y participación ciudadana. Rosa Díez lo explicó muy bien. Desgraciadamente, ningún diputado del PP o del PSOE le hizo caso. Pero era ella la que tenía razón.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.