www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Según la ONG "Save the Children"

Más de 1.100 menores son prostituidas en los campos de minería ilegal en Perú



Más de 1.100 menores son explotadas sexualmente en los campos de minería ilegal en la selvática región de Madre de Dios, al sureste de Perú, denunció un diario local citando datos de la organización Save the Children.

La región de Madre de Dios es una de las más afectadas por la minería ilegal de oro, y los campamentos levantados en varios tramos de la carretera Interoceánica han atraído otras actividades como los llamados "prostibares", donde la Policía encontró a 20 adolescentes en un reciente operativo, reportó el periódico El Comercio.

Los bares donde se promueve la prostitución de las menores, traídas de las regiones de Cuzco y Puno en su mayoría, "funcionan como una franquicia, (donde) las dueñas y administradoras son casi siempre familiares", declaró el jefe de la Policía en Madre de Dios, Miguel Fernando Navarrete.

Las menores son captadas generalmente en sus propias comunidades por mujeres que viajan ofreciéndoles trabajos en tiendas o labores domésticas, pero terminan en bares de los distritos de Inambari y Huepetuhe para incitar a que los mineros consuman cerveza y ejercer la prostitución.

La directora de Save the Children en Perú, Teresa Carpio, visitó estos campamentos mineros la semana pasada y se sorprendió porque las administradoras, algunas de las cuales están denunciadas por secuestro y trata de personas, consideran habitual que las menores tengan este tipo de trabajos.

Solo 32 casos por trata de personas han sido llevados a la fiscalía de Mazuco, la capital del distrito de Inambari, el más cercano a la zona de los campamentos, y sólo tres personas han sido sentenciadas por este delito en todo Madre de Dios, indicó el diario.