www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Más de 2.000 armas a los narcos

Calderón: "La operación 'Rápido y Furioso' fue un error garrafal de EEUU"

jueves 22 de septiembre de 2011, 10:36h
El presidente mexicano Felipe Calderón, calificó de "error garrafal" la operación estadounidense "Rápido y Furioso", en donde el Departamento de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF) introdujo ilegalmente más de 2.000 armas a México para hacerles un seguimiento y descubrir los entresijos de las organizaciones criminales. Algo que el mandatario resumió en que "los rápidos fueron ellos y los furiosos nosotros porque se quedaron con el santo y la limosna".
El presidente de México, Felipe Calderón, ha calificado de "error garrafal" la operación 'Rápido y Furioso', mediante la cual Estados Unidos introdujo deliberadamente miles de armas en este país iberoamericano para destapar las estructuras del crimen organizado.

En un encuentro con la comunidad mexicana en Los Ángeles, Calderón ha destacado el compromiso de Estados Unidos en la lucha contra las organizaciones criminales que operan a través de la frontera común, al tiempo que ha recordado los "errores garrafales" de este país.

"Me refiero a la operación 'Rápido y Furioso'. Los rápidos fueron ellos y los furiosos nosotros porque se quedaron con el santo y la limosna", ha dicho el presidente mexicano, en declaraciones recogidas por el diario 'El Universal'.

Esta operación, dirigida por el Departamento de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF), es uno de los puntos de fricción entre México y Estados Unidos, que desde hace años cooperan junto a otros países de la región para frenar el auge de la delincuencia organizada.

En 2009, la ATF logró introducir ilegalmente en México más de 2.000 armas para hacerles un seguimiento y descubrir los entresijos de las organizaciones criminales. Sin embargo, la operación fue un fracaso, ya que la mayoría de las armas se perdieron, aumentando así el arsenal de los criminales.

Al margen de esta operación, Calderón ha instado a la comunidad mexicana en Estados Unidos a participar activamente en esta lucha. "Si la sociedad no se involucra y exige a la autoridad, no vamos a acabar nunca con esta tarea", ha explicado.

En este contexto ha destacado la reforma que su Gobierno está llevando a cabo en las fuerzas de seguridad para expulsar de ellas a los agentes corruptos que colaboran y protegen a las organizaciones criminales. Calderón espera que hacia 2013 todos los efectivos hayan sido evaluados.