www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FERNÁNDEZ ORDÓÑEZ, LAS CAJAS Y LOS BANCOS

sábado 01 de octubre de 2011, 17:27h
El Gobierno y el Banco de España han decidido nacionalizar tres Cajas. A través del fondo de rescate, el Estado ha tomado el 100% de la propiedad de Unnim, el 93% de Novacaixagalicia y el 90% de Catalunya Caixa. Total 4.751 millones de euros y todavía está sin desollar la CAM. La decisión de Fernández Ordoñez me aconseja reproducir el artículo que el pasado 25 de enero publiqué en el diario El Mundo:

“No toda la clase política es deleznable. Las generalizaciones acostumbran a engañar. La mayoría de los políticos son honrados y constructivos, si bien entre ellos predomina la mediocridad, aparte de que cada semana espumean los corruptos y los sinvergüenzas. No todas las Cajas son un desastre, aunque su agujero se mueve tal vez en el pozo de los 60.000 millones de euros. Las hay admirablemente gestionadas. Y ahí está Isidro Fainé, que es uno de nuestros financieros más sagaces, más honrados, más serios y responsables. El Gobierno zapateresco, y su marioneta Elena Salgado, no deberían dar un paso sin contar con la experiencia y la sabiduría de Fainé.

Dicho todo esto, es verdad que algunas Cajas se han convertido en un auténtico carnaval de ligereza y dispendios frente a la cuaresma austera y rigurosa de los bancos. Es lo que va de la iniciativa pública a la privada. Hace seis años, por poner un ejemplo, mientras el canal privado Telecinco ganaba 35.000 millones de las antiguas pesetas y se encaramaba en el podio de oro de la audiencia, Televisión Española perdía más de 100.000 millones.

Sobre las Cajas cayó una de las peores plagas que padece España: la de los políticos, con su voracidad insaciable para colocar a parientes, amiguetes y simpatizantes; para dotarse de los más pingües sueldos; para disfrutar de la parafernalia de los viajes gratis total, los coches suntuosos, los ejércitos de secretarias y asistentes; para prestar a diestro y siniestro, sin los debidos avales, a los compromisos personales y del partido, agujereando las cuentas de pérdidas y ganancias.

Europa sabe que nuestros Bancos son un modelo de gestión eficaz. Está aterrada, sin embargo, con la realidad desconocida de nuestras Cajas. Zapatero después de proclamar en el año 2008, a los cuatro vientos monclovitas, que la salud de las Cajas era radiante, ha decidido intervenirlas, privatizarlas, evitar el cachete con que nos amenazan los rectores económicos de la Europa unida. A muchos nos produce pavor que el presidente circunflejo tenga alguna ocurrencia de las suyas sobre el destino de las Cajas. Antes de precipitarse con algún despropósito irreparable, que hable con Isidro Fainé. Él es quien sabe mejor que nadie lo que hay que hacer, lo que conviene a España y a su sistema financiero.

Non olet, dijo Vespasiano a su hijo Tito ante las acerbas críticas con que los romanos obsequiaban al emperador por un impuesto sobre los urinarios públicos. El dinero no huele desde entonces. Pero es falso. El dinero sí huele y a veces apesta. El poderoso caballero de Quevedo no todo lo puede. Que se lo digan a Lope. Que no se lo digan a Amancio Ortega. Pero no entremos en el debate insondable. De lo que se trata ahora es de encontrar un nuevo pienso para evitar el rebuzno de las Cajas. Y que la Europa de Merkel y Sarkozy no emprendan una operación de rescate que lesionaría para muchos años la imagen de España”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.