www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PER CATALÁN O LA COMPRA DE VOTOS EN CATALUÑA

jueves 13 de octubre de 2011, 14:38h
Por mucho que le duela a Duran Lleida, Cataluña tiene también su propio PER, es decir, su exclusiva fórmula para comprar votos. No alcalza la envergadura del PER andaluz pero la Generalitat despilfarra 556 millones de euros en pagar los consejos comarcales. Esta figura de ficción, así como posteriormente las veguerías, se la inventó en su día Jordi Pujol para frenar la presencia socialista. Diputaciones, entidades metropolitanas en Barcelona y Tarragona, consejos comarcales, veguerías, fórmulas, en fin, para pagar con dinero público a más de mil consejeros comarcales y a una serie de instituciones, destinados unos y otras a hacer de electoreros en favor del partido que les paga.
Duran Lleida y su jefe Arturo Mas deberían recalar en esa cifra de 556 millones de euros que cuesta a los catalanes mantener una ficción puramente electorera. Es cierto que, en parte considerable, el PER es la coartada para comprar votos en el campo andaluz a favor del PSOE, pero los trabajadores que reciben el subsidio no se pasan el día en el bar sin dar golpe sino que trabajan haciendo chapuzas en cien oficios diferentes. Y lo que la Generalitat catalana hace, en otra proporción, es lo mismo. No puede tirar la primera piedra porque no está libre de culpa. Todo ello sin insistir en el derroche que suponen las embajadas de pitiminí y las oficinas en el extranjero, así como el despilfarro manirroto a favor de la identidad catalana, que nadie niega y que nada tiene que ver, si es auténtica, con el secesionismo, porque Cataluña forma parte de España desde hace quinientos años.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.