www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RESEÑA

Varios autores: Rusia imaginada

domingo 30 de octubre de 2011, 17:06h
Varios autores: Rusia imaginada. Edición de Care Santos. Nevsky Prospects. Madrid, 2011. 314 páginas. 22 €

Coincidiendo con que 2011 es el año de Rusia en España y España en Rusia, la editorial Nevsky Prospects -especializada en literatura rusa- ha tenido el acierto de publicar este volumen, en el que, con edición de Care Santos, se convoca a algunas de las voces más consistentes de nuestra última narrativa para ofrecer Diez viajes por el paisaje ruso –como reza el subtítulo-, volcados en una decena de cuentos de variados asuntos, estilos y registros. El planteamiento resulta ya en su principio atractivo: la condición que debían cumplir los participantes era situar los relatos en un lugar del país eslavo desconocido para ellos. De esta forma, la imaginación vuela sin cortapisas, acogiéndose a la reflexión de Antón Chéjov que encabeza la obra: “Todo es mejor allí donde no estamos.”

Abre el volumen Óscar Esquivias, quien se confiesa amante del arte ruso, rindiendo homenaje a su literatura y a su música, sobre todo a la novela breve Lady Macbeth de Mtsenk, de Nikolái S. Leskov , en su propuesta “El príncipe Hamlet de Mtsensk”. También no poco de homenaje encierra el siguiente relato, “Valentina Shulgin en el arroyo de Vyra”, que, de la mano de Marta Sanz, nos evoca con indudable maestría el universo del creador de Lolita. Claro ejemplo de lo que señala la autora de Susana y los viejos (finalista del Premio Nadal 2006) y de Black, black, black, entre otros títulos, y que a ella le atrae especialmente: “No conozco Vyra. Pero llego hasta allí leyendo Habla, memoria de Vladimir Nabókov […]. Los escritores andamos permanentemente invadiendo territorios: nos los apropiamos cada vez que escribimos un adjetivo. Los cercanos y les ponemos nombre […]. Me interesa cómo Nabókov, en lugar de pintar del natural, recordaba el bosque contaminándolo de su deseo, de su imaginación.”

Si Óscar Esquivias y Marta Sanz nos conducían a Mtsenk yVyra, a otros territorios, igualmente sugerentes, nos llevan a continuación Jon Bilbao (“Horror a bordo del Borís Butoma”); Berta Vias Mahou (“Soldado ruso”); Víctor Andresco (“Primavera en Vitebsk); Esther García Llovet (“El hijo secreto de Yuri Gagarin”); Espido Freire (“Camarada”); Daniel Sánchez Pardos (“Los siluros de Prípiat”); Pilar Adón (“Un mundo muy pequeño”) y Marian Womack (“Matrioshka”). Para finalizar, Care Santos -“9.288 (Epílogo)”- y su invitación a recalar en el “ansiado kilómetro 9.288 del Transiberiano. Un hito. Un horror. Un sueño. El lugar donde las agujas del reloj reculan, donde los cuentakilómetros vuelven a cero. Un interrogante. La puerta del más allá.”

Una Rusia alejada de estereotipos, pero plena de su misterio y melancolía, así como del recuerdo de sus grandes autores, es la que emerge de este conjunto de relatos, de recomendable lectura.


Por Adrián Sanmartín
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.