www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

los países importantes no lo cumplen

Cumbre del Clima: ¿por qué se insiste en el Protocolo de Kioto?

viernes 02 de diciembre de 2011, 15:13h
EEUU no cumple el Protocolo de Kioto, Rusia, Japón y Canadá ya han anunciado que no renovarán el compromiso con este acuerdo y China, Brasil y la India no tienen que cumplirlo al no estar obligados por ser países emergente. Entonces, ¿por qué se sigue insistiendo en él?
La ciudad de Durban (Sudáfrica) está acogiendo la Cumbre del Clima de la ONU en la que 200 países negocian un acuerdo que permita evitar al calentamiento de la atmósfera de la Tierra reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero. El objetivo principal es conseguir una continuación del Protocolo de Kioto, que expira en 2012.

Una vez más, el acuerdo entre los países más influyentes parece una quimera. Así, EEUU no cumple sistemáticamente su compromiso con el Protocolo de Kioto. Por su parte, estados de notable relevancia como Rusia, Japón y Canadá ya han anunciado que no van a renovar el acuerdo. Igualmente, China, Brasil y la India no están en la obligación de cumplirlo al ser considerados países emergentes. Entonces, ¿por qué se sigue insistiendo en Protocolo de Kioto?

Para el periodista científico Jorge Alcalde, director de la revista QUO, “esta cumbre va a ser más de lo mismo” porque “es un ejemplo más de un error estratégico de los que desde un principio se han empeñado en denunciar que para combatir los males de la naturaleza y las amenazas contra el medio ambiente hay que gastarse ingentes cantidades de dinero en reunirse para nada. Otros proponen que ese dinero podría invertirse realmente en una acción efectiva sobre el terreno”.

PIE DE FOTOLas cumbres han sido sonoros fracasos

Alcalde ha afirmado a EL IMPARCIAL que “al final hemos entrado en una especie de vicio de las cumbres del cambio climático del que es muy difícil de salir” y realmente no son efectivas: “No sabemos cómo va a acabar la Cumbre de Durban, pero tenemos las experiencia de otras cumbres y nos sirven para no ser muy optimistas sobre la consecución de un acuerdo que permita reducir las emisiones”.

Este periodista, autor de ‘Las mentiras del cambio climático’, explica que el resto de las cumbres han sido “sonoros fracasos” y, además, “lo han sido ante la indiferencia de los países que podrían liderar este movimiento y que reiteradamente se han negado a hacerlo como son China o EEUU”. “Pero también –añade– porque países que lo han firmado y han pasado a la historia dando su nombre como adalides de la reducción de las emisiones de CO2 tampoco han cumplido en términos generales sus compromisos”.

Aparte de eso, continúa, “las emisiones de CO2 han aumentado en el último año y lo han hecho posiblemente cabalgando sobre los lomos de la crisis que evidentemente ha puesto las prioridades de la humanidad en un lugar muy distinto al que parece que se está solventando en este tipo de cumbres”.

Así, Alcalde concluye que, “aunque no podemos hacer previsiones con bola de cristal, prácticamente todos los expertos coinciden en que no se puede esperar mucho de esta cumbre”. En cualquier caso, “siempre hay un hueco para la incertidumbre y cuando menos esperamos un acuerdo va y salta la liebre, pero realmente, ahora mismo, si hubiese que apostar por algo en la quiniela sería por la X, o sea, quedarnos como estábamos”.

Kioto: único instrumento legal vinculante

Más optimista se muestra la responsable de la campaña de cambio climático de Greenpeace, Aida Vila, que sí cree en la importancia del Protocolo de Kioto “porque es el único instrumento legalmente vinculante que hay hasta ahora”, ya que, añade, “recoge objetivos comunes de reducción de emisiones, reglas de contabilidad comunes, reglas de penalización comunes, revisión de cumplimiento a nivel internacional y supone una estructura que hay que mantener”.

Por eso, insiste, “si ahora lo dejamos morir es empezar de cero, es volver a negociar algo partiendo del año 1992, que es cuando o había nada”. Al respecto, explica, “i alguien se quiere salir de Kioto no lo vamos a poder impedir, pero los que están comprometidos se quedan en Kioto porque es el instrumento que rige para los responsables históricos del cambio climático”.

PIE DE FOTOGreenpeace cree que es difícil saber cómo acabará la cumbre “porque estas cosas cambian muy deprisa, pero esperamos que se llegue a un acuerdo global con el Protocolo de Kioto, que EEUU se suba al carro y que si no el resto de países liderados por la UE sean capaces de avanzar dejando a EEUU detrás y que se establezca un programa de trabajo para aumentar los compromisos de reducción de emisiones en base a un documento que va a salir en 2014 y que se concreten los compromisos económicos”.

“Lo que esperamos que no pase –apunta Vila– es que algunos Gobiernos decidan guiñarle el ojo a la industria de los combustibles fósiles”. Del mismo modo, concluye, quiere que EEUU y las potencias emergentes “se comprometan cuanto antes y que la UE deje de hacer determinados guiños a proyectos de Canadá, país que ya ha dicho que no va a cumplir”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.