www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

En la FRONTERA

Más abortos: la herencia que nos deja Pajín

domingo 18 de diciembre de 2011, 17:54h
En esta crónica semanal tengo que recoger la herencia, triste herencia, que nos deja la señora Pajín, pues los abortos-interrupciones voluntarias del embarazo como les gusta decir-han crecido un 1,3 respecto al año anterior. Han aumentado “pero sólo en mujeres mayores de 25 años”. La noticia muy escueta y simple no ha merecido ningún comentario en los medios. Ya estamos acostumbrados a que este gobierno-bye,bye-hable, como ahora,de“estabilizaciónde las cifras", lo que "refuerza la idea de seguir trabajando en las actuaciones promovidas por el Ministerio para la prevención de embarazos no deseados". Palabras textuales del departamento que lidera Pajín, que se ha mostrado “satisfecha con los datos” y ha manifestado que "espera y confía" en que todos los grupos parlamentariossigan con la política transversale integral puesta en marcha por el Gobierno en funciones en la actual Ley del aborto que, ha apostillado, "ha dado buenos frutos".
¿Qué buenos frutos son los que ha recogido la señora Pajín? ¿Tal vez que hay menos abortos entre las mujeres más jóvenes?. Habría que recordar a esta ministra en funciones, que esto ha sido posible gracias a la siembra de “la píldora del día después”, llamada por esta señora “de emergencia”. Por grupos de edad, la tasa deincidencia se ha reducido en las menores de 25años y ha aumentado en el resto. Los datos oficiales también reflejan que el 60,46% de las mujeres que aborta en España es de nacionalidad española, un 22,3% es de América -principalmente América Central y Caribe- y un 5,3% de países africanos y que el 98,16% de los abortos practicados se llevaron a cabo en centros privados, cifra a la que añadimos otra, a nuestro entender trágica, puesel 88,44% del total de abortos se ha realizado en gestaciones de menos de 12semanas.

Esta es una de las herencias que nos deja esta lumbrera socialista a la que deseamos lo mejor en su futuro como simple diputada de a pié, que ya es bastante. Ya se sabe que “aunque se ganen las elecciones, la sociedad que tenemos es la que han querido los que han perdido”, según palabras de un importante político del PP.

No obstante a Pajín la deseamos “paz, amor, solidaridad” como rezan las luces de los adornos que nos han instalado en las calles de este país, cuyos habitantes, o sea nosotros, no olvidamos que llegamos a la Navidad, centro de la mejor noticia de la historia, cuando nació un niño que fue, es y será guía de nuestra vida. Ahora, mientras, estamos en adviento, en tiempo de espera de esa gran noticia: la vida. De cualquier forma, señora Pajín, ¡Feliz Navidad!