www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL CIERRE DE ADN EMPOBRECE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

sábado 24 de diciembre de 2011, 17:37h
Conozco bien a José Manuel Lara y es hombre que lucha hasta la extenuación por sus empresas y sus empleados. Nadie le puede negar la capacidad de aguante, incluso en las más adversas condiciones, para mantener los puestos de trabajo. Si el diario gratuito que Lara fundó hace seis años se ha visto obligado a cerrar está claro que no había solución posible para su permanencia.
Dicho todo esto, porque es de justicia hacerlo, el cierre de ADN empobrece de forma considerable la libertad de expresión. Yo era lector del periódico. Estaba profesionalmente bien hecho y tenía calidad y rigor. Su voz enriquecía la libertad de expresión en España. Su silencio nos empobrece a todos. Catorce diarios impresos de pago han cerrado en Madrid durante el reinado de Juan Carlos I. He escrito en su día sobre la desaparición de todos y cada uno de ellos porque, además de la lesión a la libertad de expresión, la desaparición de un periódico provoca angustiosos problemas laborales para los compañeros profesionales del periodismo. Viví algunas de estas situaciones de cerca en la etapa en la que los periodistas madrileños me eligieron presidente de la Asociación de la Prensa.
Ha cerrado, en fin, ADN y se ciernen augurios muy oscuros para otros periódicos gratuitos y también de pago. La crisis, con el descenso vertiginoso de la publicidad, está golpeando duramente a muchos medios de comunicación. Sola la recuperación económica emprendida por el Gobierno Rajoy podrá evitar nuevos escalabros sonados.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.