www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Los católicos ante una nueva época

sábado 31 de diciembre de 2011, 17:21h
Ser católico es estar en el mundo sin participar del egoísmo del mundo. Entendiendo mundo en el sentido que le otorga el apóstol Juan: el mundo como estructura de pecado que se opone a la presencia de Jesucristo, manifestación del amor de Dios en cuanto paradigma fundamental de la existencia humana. Me permito explicar esta cuestión porque solemos tener un lío llamativo en lo referente a esta palabra de tanta importancia en el Nuevo Testamento. Otra cosa es que hablemos del mundo como sociedad de hombres y de mujeres o, también, como realidad cósmica. El católico no puede pactar con el mundo como egoísmo y tiene la obligación en su vida pública de practicar y fomentar en todas las estructuras posibles el amor, la fraternidad, la solidaridad, en fin, la humanidad, como referentes no sólo eclesiales antes bien políticos, económicos, ideológicos y todo en esta misma línea. Esta cuestión no es negociable.

España, desde el 20 de noviembre y tras la reciente toma de posesión de los nuevos gobernantes, comienza una nueva época. No hay que ser un genio para percibir que esto es así. Rodríguez Zapatero y Rajoy son dos personajes públicos completamente distintos y por ello mismo orientarán el camino español de forma diferente. Son las dinámicas de la democracia. Pero otra cosa es que los católicos debamos permanecer fieles a nuestras convicciones sustanciales, las mismas bajo un signo u otro político. El evangelio y la misma Iglesia no dependen de las eventualidades históricas, si bien deben examinarlas a fondo porque tienen una palabra que decir en cuanto ciudadanos.

Los católicos, en fin, siempre deben de oponerse al egoísmo mundano y siempre deben de introducir el dato del amor fraterno. Repetimos que se trata de algo innegociable bajo un signo u otro.

Norberto Alcover

Profesor de la Universidad Pontificia de Comillas

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios