www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

OTRA VEZ ROSA DÍEZ

miércoles 09 de abril de 2008, 21:31h
Su intervención se ha perdido en la vorágine del macilento, farragoso, aburridísimo debate. El espectáculo parlamentario empezó con brío y terminó en funeral, con el hemiciclo abarrotado de escaños vacíos. La ocupación principal de buena parte de nuestros políticos consiste en subirse el sueldo, ampliar sus dietas, dotarse de prebendas, enchufar a los amigos y ocupar con organismos oficiales los mejores edificios de la ciudad.

Quiero extraer de la confusión las palabras de Rosa Díez. Dijo que España no son dieciocho autonomías, sino diecisiete, y que existe un Estado nacional corroído a mordiscos por las regiones insaciables. La inmensa mayoría de los españoles estamos de acuerdo en la descentralización administrativa y apoyamos el Estado de las Autonomías. Pero está claro que es necesario frenar la voracidad de los dirigentes autonómicos, que cada día quieren más poder, a costa de debilitar al Estado español.

Ortega y Gasset se lo explicó a Azaña. Nada ha cambiado desde entonces. La clase política autonómica lo pide todo, lo exige todo, lo gasta todo, se endeuda hasta el paroxismo. Rosa Díez propugna la reforma constitucional para fijar límites definitivos a las Autonomías. Tiene razón. También la tiene cuando añade que el Estado debe recuperar algunas de las transferencias como la Educación. Y que la reforma no dependa de los vascos, los catalanes o los andaluces, sino del voto de todos los españoles, libres e iguales ante la Ley.

No parece que ni Zapatero ni Rajoy hayan aprendido la lección que les ha dado, con estudio y sin ira, Rosa Díez.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.