www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ACTOR

Daniel Radcliffe: "Tengo una personalidad propensa a las adicciones"

martes 14 de febrero de 2012, 21:12h
Daniel Radcliffe, el actor que se hizo famoso en el mundo entero por interpretar al mago Harry Potter en todas las películas de la saga, estrena este viernes el film de terror La mujer de negro. En una entrevista con Europa Press, el intérprete reconoce que es "propenso a la adicción", pero que, al reconocerlo, se siente "liberado".
El actor Daniel Radcliffe, famoso por dar vida a Harry Potter, protagoniza ahora La mujer de negro un film de terror, enmarcada en el estilo de las clásicas historias góticas de fantasmas. Radcliffe interpreta a un joven abogado que llega al remoto pueblo de Crythin Gifford para enfrentarse con asuntos del más allá. La cinta se estrenará el 17 de febrero.

"Aunque no recuerdo mucho mis sueños, nunca he tenido pesadillas con Harry Potter y creo que nunca me he despertado por la mañana, dándome cuenta que había soñado con él", reconoce el actor, quien ha interpretado durante una década al famoso mago creado por la autora británica J. K. Rowling en las sucesivas sagas cinematográficas.

Durante aquellos rodajes, el actor ha confesado a algunos medios de comunicación, que llegaba al trabajo "borracho" y ha reconocido también que "tiene una personalidad con tendencia a la adicción". "Al confesar mis adicciones me he sentido más fuerte y orgulloso, porque no tengo nada que esconder. Había una época en que sentía que tenía algo que esconder, pero ahora me siento liberado", ha asegurado el actor en una entrevista con Europa Press.

En La dama de negro, Daniel Radcliffe se caracteriza como un joven abogado de Londres, Arthur Kipps, quien se ve obligado a dejar a su hijo de tres años, para viajar al remoto pueblo de Crythin Gifford y encargarse de los asuntos de una clienta de su bufete recientemente fallecida. Sin embargo, cuando llega a la vieja y escalofriante mansión, descubre siniestros secretos del pasado de los lugareños, y su inquietud se incrementa cuando vislumbra a una misteriosa mujer vestida de negro que acecha la mansión.

Tono "conmovedor"
Radcliffe aceptó este trabajo, tras descartar otros guiones, porque tenía elementos de terror pero también mostraba un tono "conmovedor" en el argumento. En este sentido, señala que en la cinta que dirige James Watkins, están muy marcados temas como "la pérdida de un ser querido o qué pasa cuando no podemos superarlo y cómo se destruye nuestra vida".

No obstante espera que esta película sirva para "recuperar" las historias de fantasmas y cita como ejemplos de buenas películas de género tanto a Los Otros de Alejandro Amenabar o El orfanato de Juan Antonio Bayona.

"Los Otros o El orfanato son parecidas en su tono, sobre todo Los Otros que es una película gótica y lo que todas ellas tienen en común es auténtico corazón; es decir que girán en torno a los personajes, porque muchas películas de terror meten solo personajes para después tener a alguien a quien matar y aquí los personajes son más reales", alega.

Miedo a las cucarachas, pánico a la guerra nuclear
No obstante, Radcliffe reconoce que entre sus pesadilla o miedos más profundas se encuentran las cucarachas, y cuando era pequeño, con seis o siete años, confiesa que sentía un "pánico tremendo" al oír hablar de la guerra nuclear.

Por su parte, James Watkins director de La mujer de negro alega que eligió esta historia basada en una novela de Susan Hill porque hace mucho tiempo que no se escribían "historias clásicas de fantasmas en el Reino Unido". Para recrear el ambiente de esta cinta, Watkins se ha inspirado en cintas de terror japonesas porque tienen esa sensación de "tristeza y melancolía" en la atmósfera y subraya que en 'La mujer de negro' es más importante "lo que no se muestra", que lo que el público ve.

Respecto a su elección de Daniel Radcliffe para el papel protagonista, James Watkins (Lake Eden) señala que Radcliffe es un actor "inteligente" que necesitaba un "nuevo reto". En este sentido, alega que Radcliffe y él han trabajado en el aspecto de la pérdida con psicólogos y libros y en la forma en que el abogado Arthur Kipps muestra esa "energía reprimida, sin estar enteramente en el presente".

Por último y preguntado por quién ganará la batalla entre vampiros y fantasmas en las cintas de terror, Watkins reconoce que los "vampiros lo llevan muy bien últimamente".