www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

ALMODÓVAR, EL CINE INYECTADO EN VENA

miércoles 15 de febrero de 2012, 11:58h
Hace unos meses, Luis María Anson escribió a Pedro Almodóvar en El Mundo la carta que reproducimos a continuación cuando el director manchego acaba de ser galardonado con el Oscar británico a la mejor película extranjera.


“Tú eres Pedro y sobre esta piedra se ha cimentado lo mejor del cine español actual. Has superado a Amenábar, a Trueba, a Garci, a Aranda… También a Summers, a Berlanga, a Bardem… Incluso a Buñuel. Hace unas semanas, en un desayuno con Felipe González, al que tuve la suerte de asistir, el político dijo que lo que distinguía a España era la tenacidad de los españoles para tirar de los pies a aquellos que triunfan.

Tú, mi querido Pedro, podrías servir de ejemplo a esa idea de Felipe González. Ya te pasó con Los abrazos rotos. Una parte de la crítica no fue objetiva sino sectaria. No analizaron la película. Lo que pretendían era dañarte. Entrabas en el juego de los vacíos rencores, las agrias envidias, la oscura impotencia contra el éxito ajeno.

Rosellini y Borzage, Fassbinder y Sirk se presienten en el conjunto de tu obra cinematográfica. Pero no te acompañan en La piel que habito. En tu última película has hecho un cine diferente, construido sobre la punta erecta de los puñales de la vanguardia y la genialidad. Salí asombrado de lo que había visto. La piel que habito no se parece ni siquiera al cine de Almodóvar. Lo has superado. Es un derroche incesante de inteligencia, de sensibilidad, de agresivos primeros planos, de profundidad conceptual. Has penetrado desde la ciencia y la filosofía en la incógnita del hombre: no saber adónde vamos ni de dónde venimos.

La belleza perturbadora de La piel que habito navega entre la zozobra y el miedo, entre el embrujo de lo inexplicable y la explicación del embrujo. Se mueven tus imágenes junto a la alucinación y la utopía, junto al jadeo saturnal y el furor del sexo. Has clavado el aguijón en el celuloide y te has inyectado el cine en vena. Sería inadecuado decir que estás en la última vanguardia. Te has instalado en otra dimensión. No será fácil que tus compañeros de profesión lo reconozcan. Conocí a Buñuel, a Berlanga, a Bardem, que filmó en mi despacho del ABC verdadero la escena principal de su última película. Sé muy bien lo que digo cuando pongo de relieve lo que significa tu cine. Y por eso vuelvo a escribir que tú eres Pedro, y sobre esta piedra aquel muchachito receloso que conocí cuando empezaba, con su cara de pillete de barrio, el pelo glotón, las orejas desdeñosas y los labios coñones, ha edificado una de las construcciones más grandes y admirables del cine contemporáneo”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.