www.elimparcial.es
    26 de septiembre de 2017

elimparcial.es > Críticas de Arte

ic_facebookic_twitteric_google

Crítica de arte

La exposición sobre la obra del Hermitage que acoge desde esta semana el Prado tiene todos los ingredientes para gustar y atraer a la mayor cantidad de público posible. La posibilidad de contemplar algunas de las piezas más significativas de su colección fuera de su ubicación habitual ya es una razón de peso para visitarla. Lo es aún más el hecho de que haya sido planteada como una miscelánea de arte de categoría, en la que no faltan pintura de estilos variopintos, escultura, artes decorativas y hasta trajes de época.
ic_facebookic_twitteric_google

Crítica de arte

Las cuatro ocasiones en las que Joaquín Sorolla visitó Granada fueron fructíferas. Lo demuestran las 46 obras dedicadas a esta ciudad andaluza que se cuentan en su colección y a las que ahora el Museo Sorolla, situado en Madrid, dedica una exposición. Bajo el título de Granada en Sorolla, esta muestra presenta una selección de estos trabajos pictóricos de un modo cronológico que invita a compartir con el pintor valenciano las sensaciones que despertó en él la ciudad, así como la visión tuvo de ella.
ic_facebookic_twitteric_google

Crítica de arte

Fallecido a los 91 años en Italia, donde residía desde finales de los años 80, el chileno Roberto Matta está considerado uno de los artistas latinoamericanos más significativos del siglo XX y uno de los últimos representantes del surrealismo. Para conmemorar el centenario de su nacimiento, el Museo Thyssen dedica una instalación de cinco de sus obras de gran formato con intención de recuperar la esencia de un artista polifacético, que no sólo brilló como pintor, sino también como escultor, arquitecto y poeta.
ic_facebookic_twitteric_google

Crítica de arte

La exposición que dedica el Museo Thyssen a Antonio López reivindica la obra de un artista que difiere del resto, pese a que sorprenda, en que está vivo. No lo hace en nada más. López es experimental, polifacético – maneja con soltura la escultura y con maestría el lápiz- y arriesgado como tantos otros maestros del pincel. Sus obras de los años 50, 60 y 70 lo encumbran y lo definen en el oficio mientras que sus vistas de Madrid lo encasillan en una temática que, en ocasiones, se hace repetitiva sin desmerecer la dificultad que entraña su ejecución.

0,37109375