www.elimparcial.es

Bethel Woods

apoteosis hippie

Cuarenta años después de aquellos tres días de paz y música que marcaron una época, la máquina del tiempo se pone de nuevo en marcha para recordar el espíritu de Woodstock. La memoria del festival sigue intacta en libros y documentales, pero no sale rentable para los patrocinadores, que han negado su dinero al promotor del evento conmemorativo.
  • 1