www.elimparcial.es

casa cuartel de Burgos

colocaron una furgoneta bomba en julio de 2009 que causó 160 heridos

Los etarras Daniel Pastor, Iñigo Zapirain y Beatriz Etxebarria han sido condenados a 3.860 años de cárcel por el atentado con una furgoneta bomba contra la casa cuartel de la Guardia Civil de Burgos en el verano de 2009, que causó 160 heridos de diversa consideración. Además, deberán indemnizar a las víctimas, algunas de las cuales necesitaron más de 500 días para recuperarse de sus lesiones, y pagar más de 25 millones de euros ala Dirección General de la Guardia Civil y a la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León.
  • 1