www.elimparcial.es

diplomacia española

  • 1

Análisis

A un mes de haberse puesto en marcha la compra-venta de la filial venezolana del Banco Santander por un monto de 1.200 millones de dólares, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de España, Miguel Ángel Moratinos, acompañado por una veintena de empresarios pertenecientes al sector energético, financiero, naviero y ferroviario español; ha buscado un mejoramiento de las relaciones hispano-venezolanas, que no sólo se han visto deterioradas por la negociación forzosa de la citad entidad bancaria, sino por el hecho de que un importante grupo de ciudadanos españoles radicados en ese país, se han visto directamente afectados por la ola expropiación de terrenos, instada por el presidente Hugo Chávez.